Sociedad

El PP se queda solo en su defensa de la Lomce y las reválidas en el Congreso

La propuesta que pide paralizar el calendario y derogar las reválidas fue aprobada por 175 votos a favor, 133 en contra y 34 abstenciones

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en su escaño del Congreso de los Diputados
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en su escaño del Congreso de los Diputados - ABC
PALOMA CERVILLA Madrid - Actualizado: Guardado en:

La reforma educativa aprobada por el Gobierno del Partido Popular cosecha su segundo rechazo en el Congreso de los Diputados en lo que va de año. La polémica Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) continúa su calvario en el Parlamento, después de que la mayoría de la oposición suspendiera, aunque solo sea de modo simbólico, este texto legislativo. La primera vez fue el pasado mes de abril, en la legislatura exprés en la que el Ejecutivo perdió la mayoría, que le permitió sacarla adelante solo con sus votos en diciembre de 2013.

La Proposición no de Ley presentada por el Partido Demócrata Catalán insta al Gobierno a paralizar el calendario de implantación de la Lomce y derogar el Real Decreto que regula las pruebas de evaluación de Educación Primaria. Los votos a favor de la propuesta han sido 173, en contra 133 (PP) y 34 abstenciones (de Ciudadanos). La ausencia de Gobierno la convierte en una iniciativa sin valor, ya que no puede ser tenida en cuenta, aunque si representa un revés para el Ejecutivo.

A la proposición se han presentado ocho enmiendas: cinco de Podemos, dos de Ciudadanos y una del PSOE. Los nacionalistas catalanes acordaron un texto transaccional con Podemos y PSOE.

El debate de la iniciativa de los nacionalistas catalanes, presentada a través del Grupo Mixto, se ha convertido en un rosario de reproches y duras críticas, sobre todo con las evaluaciones de final de etapa, conocidas como reválidas. En el Pleno se han llegado a escuchar calificativos como que las reválidas suponen la «culminación de la segregación» o que la Lomce ha originado un «caos brutal» y que es «racismo». Desde el Partido Popular han defendido su propuesta y han hecho una llamada al «entendimiento» y a llevar a cabo un debate «sosegado, realista e inteligente».

Los promotores de la proposición han planteado la defensa de la misma en clave nacionalista, reclamando para Cataluña la potestad de organizar su sistema educativo y mezclando su crítica a la ley con la situación política de la región. La portavoz del Partido Demócrata Catalán, Miriam Nogueras, ha iniciado su dura intervención afirmando que desde Madrid «no pueden ni deben decirnos, sin consenso, cómo debemos de educar». Seguidamente, ha arremetido contra la Lomce, a la que llegó a definir como un «absoluto desastre» y que lo que trata es de «maquillar el sistema educativo e impone ideologías».

«Incertidumbre»

A continuación ha tomado la palabra la portavoz de Educación de Ciudadanos, Marta Martín, que ha puesto el énfasis en las reválidas, afirmando que están «provocando una gran situación de incertidumbre y de inestabilidad»,

Por su parte, el representante de Podemos, ha denunciado que esta ley «busca perpetuar un sistema de clase en la que los más desfavorecidos sean carne de cañón para llegar con precariedad al sistema de trabajo».

Finalmente, la portavoz de Educación del Grupo Popular, Sandra Moneo, se ha mostrado preocupada porque se adopte una decisión «precipitada» y ha advertido de que puedan arrastrar «al sistema educativo al más absoluto caos. Vamos a trabajar a favor de un gran pacto por la educación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios