Fundación Telefónica y La Caixa

Más de 3,8 millones de estudiantes utilizan programas de educación digital impulsados por Profuturo

El programa, que pone a disposición de los niños de países emergentes herramientas digitales que permitan la adquisición de competencias, cumple su primer aniversario

Un grupo de niños participantes en el programa ProFuturo en una escuela en Angola
Un grupo de niños participantes en el programa ProFuturo en una escuela en Angola - ABC

Conseguir que los niños en zonas de conflicto y de difícil acceso en países de Latinoamérica, África y el sudeste asiático tengan acceso a una educación digital es el principal objetivo del proyecto ProFuturo, impulsado por la Fundación Telefónica y la Fundación Bancaria La Caixa. Para lograrlo, se han puesto en marcha aulas móviles digitales que imparten programas de formación sin necesidad de que las zonas donde están instaladas dispongan de conexión a internet.

El programa, que pretende mejorar la experiencia educativa de 10 millones de niños en 2020 y reducir así la brecha de la pobreza, cumple su primer aniversario. Un año después de su puesta en marcha, Profuturo ha conseguido estar presente en cerca de 400 escuelas y más de 1.500 docentes han recibido formación para lograr que todos los alumnos tengan las mismas oportunidades educativas. Actualmente, 3,8 millones de estudiantes utilizan programas de educación digital.

«Los resultados están siendo espectaculares. Niños que antes no se interesaban por materias que les resultaban muy difíciles de asimilar, ahora muestran unos niveles de involucración sin precedentes», asegura César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica y ProFuturo.

La gran novedad de este programa es que los niños disponen de una serie de contenidos y herramientas para mejorar su conocimiento en todas las materias y adquirir nuevas habilidades como creatividad, capacidad de superación, trabajo en equipo y resolución de problemas. Otra de sus peculiaridades es que proporciona una herramienta de gestión del aula para que los docentes y directores accedan de forma online a los contenidos curriculares, personalicen la enseñanza y hagan un seguimiento individual del alumno.

En el caso de aquellas escuelas que no tienen una conectividad adecuada, ProFuturo proporciona además el equipamiento tecnológico (maleta equipada con tabletas, router y otros dispositivos para tener una conexión a internet autónoma) con el fin de que alumnos y profesores puedan tener acceso a la plataforma, herramientas y contenidos.

«Contribuir a romper la brecha digital marcará un antes y un después en la vida de muchos niños y jóvenes. Queremos abrirles la puerta a nuevas oportunidades y la confluencia de tecnología y educación es, sin duda, la mejor fórmula para conseguirlo. Al servicio de la construcción de un futuro mejor para ellos, la Fundación Telefónica y la Fundación Bancaria “la Caixa” ofrecemos nuestro bagaje y empeño a través de ProFuturo», apunta Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa y vicepresidente de ProFuturo.

Toda la actualidad en portada

comentarios