Sociedad

La lucha sin cuartel de Pablo contra la leucemia

El joven deportista y marbellí de 20 años ha hecho viral su campaña #siemprefuerte, que ha disparado las donaciones de médula

En los últimos días ha empeorado su estado, no come y está perdiendo visión

El actor malagueño Dani Rovira visitó en el hospital Carlos Haya de la ciudad a Pablo Ráez
El actor malagueño Dani Rovira visitó en el hospital Carlos Haya de la ciudad a Pablo Ráez - INSTAGRAM

Él solito ha conseguido reunir en torno a su causa a rostros conocidos como el cantante Dani Martín y el actor Dani Rovira, que se acercó incluso a su habitación del Hospital Carlos Haya de Málaga. Él solito ha conseguido concienciar a través de su perfil de las redes sociales sobre la necesidad de donar médula y llegó a disparar el número de donaciones en la provincia andaluza donde reside. Y él solito ha llevado, allá donde no se conociera, los detalles de una enfermedad que no perdona, la leucemia.

Se llama Pablo Ráez y, tras una mejoría notable las pasadas semanas, en las últimas horas ha recaído. El estado de este marbellí de 20 años que ha hecho viral su lucha contra los efectos de este cáncer ha empeorado. La novia del joven malagueño lo ha hecho públicoy Pablo lo ha dicho por la misma vía, su cuenta en Instagram: «Buenas tardes. Siento deciros que la cosa se ha torcido un poco», escribió como último post. Pablo ha perdido el 80% de la visión y no ingiere alimentos.

Buenas tardes amigos, siento deciros que la cosa se ha torcido un poco y a pesar de la pericarditis, estoy sin comer, sigue la fiebre, tengo liquido entre el riñón y la vesícula y lo mas importante de todo es que he perdido un 80% de la visión y no puedo ni leer los mensajes, ni ver la tele, ni las caras de mis familiares. Esto ya me paso el año pasado, y tardó aproximadamente unos dos meses en reabsorberse. He de reconocer que esto es de las cosas mas jodidas por las que he pasado nunca, pero... O lo aceptas o te vas a casa . Este texto esta siendo transcrito por Andrea al igual que la foto me la ha hecho ella, así que no se como quedara (jajaja) Os animo de nuevo a que veáis que por muy mala que pueda estar siendo la situación siempre puede empeorar, por lo que valorad lo que tenéis, valorad vuestra salud, valorad a vuestra a familia que esto es lo mas grande que tenéis. Ahora mismo estoy muy enchufado a morfina y distintos analgésicos, pero os puedo asegurar que cuando menos os queráis dar cuenta estoy sacando brazo o diciendo que todo esta bien. No me puedo extender mucho mas ya que me cuesta respirar. Disculpad mi ausencia, gracias, gracias y mil gracias por toda la gente que me esta ayudando a cambiar el mundo, por toda la gente que esta yendo a donar y por toda la gente que me ayuda cada día. Gracias de todo corazón. Animo a todo aquel que este pasando por una situación mejor, igual o peor. Y chaval@s habrá situaciones peores y mejores pero siempre pasa. #fuerzaraez #siemprefuerte #donavida #donamedula #nevergiveup ❤️💪🏻

Una foto publicada por Pablo Ráez. (@srraez) el

Antes de su recaída, Pablo llevaba semanas pidiendo que la gente se animase a hacerse donante de médula. Día a día, ha ido contando en internet cómo es su enfrentamiento a las secuelas de la enfermedad, pero también como encara situaciones cotidianas desde la cama del hospital. A la espera de una nueva médula, en su última foto colgada en las redes, se ve al joven tumbado y con el pulgar levantado, como gesto de su optimista cáracter. Los ojos aparecen cubiertos.

En el texto anexo a la imagen se explica que el joven tiene fiebre y dada su pérdida de visión, no puede leer y mantenerse al día de los miles de mensajes de apoyo que recaba. Su novia Andrea es quien redacta el texto.

«Siempre fuerte» (que así se ha llamado también su campaña y su hashtag en redes) fue la carta que publicó el joven deportista y que dio a conocer la historia de Pablo entre miles de personas. Esta misiva abierta a los internautas huyó de la sensiblería barata, y de la demagogia ramplona. Se confiesa amante de la vida. Y eso pese a que en diez meses la enfermedad volvió a postrarle en un hospital. Dando muestras de una entereza y fuerza sin par, el joven malagueño compartió con sus seguidores los momentos que vive a raíz de su patología. Sus publicaciones consiguen miles de likes y comentarios. El joven confesaba a corazón abierto: «Es una de las cosas más jodidas que he pasado nunca, pero… o lo aceptas o te vas a casa». Incitaba a las personas al otro lado a que cuiden su salud y la valoren, siempre con una mezcla de esperanza y realismo hacia su situación.

Su post o carta inicial tenía el siguiente contenido:

«Siempre fuerte, siempre.

Te invito a que pierdas o inviertas unos minutillos en leer esto.

Tengo 20 años, a los 18 me diagnosticaron leucemia, me he dado varias quimioterapias y me he transplantado la medula.

Después de unos 10 meses limpio me dicen que vuelvo a tener leucemia, por lo que hay que repetir el proceso, con la diferencia que esta vez no tengo donante de medula. Hay que buscar a fondo. Ya que el transplante ultimo fue de mi padre. Fue en vano.

Perdí muchísimo peso , todo el pelo, semanas de fiebre continua, semanas sin comer, semanas vomitando , con morfina, me quede ciego durante dos meses y bueno muchas mas cosas que no vienen al caso.

Ahora estoy ingresado de nuevo , al principio tuve mucho miedo cuando me dijeron que me tenia que enfrentar otra vez a lo mismo, imaginatelo!

No quería venir al hospital, y hoy ya llevo mas de un mes ingresado. No me quejo la verdad.

Cuando me he empezado a recuperar me ha venido una fiebre inesperada que hace que todo vaya mas lento( mi alta) y ahí sigue.

Estoy a la espera de tener un donante compatible, por lo que hice un llamamiento a la gente para que se hiciera donante. No por hacerte donante me vas ayudar a mi(o si) pero colaborarás con la sociedad y no te cuesta nada, infórmate en google de como hacerlo si realmente estas interesado.

Esta vez he perdido el miedo, he perdido el miedo a estar aquí , a morirme, a sufrir , a todo, será lo que tenga que ser, pero no ha sido fácil llegar a ese punto.

La muerte no es triste, los triste es que la gente no sepa vivir y reconocerla.

Cuando eres capaz de dejar atrás el pasado, dejando atrás miedos e inseguridades, es cuando puedes afrontar el presente.

Conocimiento no es sabiduría, sabiduría es hacerlo.

Un guerrero encuentra el amor en lo que hace. Un guerrero es frágil es su único coraje.

La palabra coraje deriva de cor, corazón en latín.

Tener coraje es sinónimo de echar el corazón por delante.

Tener coraje no es no tener miedo, tener coraje es tener la valentía para afrontar ese miedo y actuar con el corazón.

Tengamos coraje siempre.

Seamos felices siempre"

¡Mucho ánimo y fuerza y que nadie te quite la sonrisa!».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios