Joaquín Galve, a la dcha., frente al Palacio de Justicia de Pamplona
Joaquín Galve, a la dcha., frente al Palacio de Justicia de Pamplona - P. O.

El juez del voto particular de «La Manada», Ricardo González, «se siente perseguido y con motivos»

El presidente del TSJN, Joaquín Galve, que también decidirá sobre los recursos del fallo judicial, reconoce «presión», aunque asume que no les influirá

Actualizado:

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, ha asegurado este jueves 17 de mayo que el juez del voto particular de la sentencia de «La Manada», Ricardo González, «se siente perseguido y, además, con motivos».

Tras varios desmentidos por parte del TSJN sobre informaciones publicadas, Galve ha explicado que los medios de comunicación «están escudriñando todos los datos de su vida», pero, al mismo tiempo ha confirmado que González se siente tranquilo porque «no tiene nada que esconder». En opinión del presidente del TSJN, «se han rebasado todos los límites desde el minuto uno». Galve ha recordado que puesto que los integrantes de la Sala Segunda de la Audiencia Provincial, donde se dictó la sentencia, son los encargados de juzgar la mayor parte de los casos de violencia de género, los tres magistrados tienen formación en esta materia.

El juez y presidente del TSJN ha dicho: «Sentimos presión, pero nada que nos vaya a influir». Al fin y al cabo, él preside también la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que es quien va a recibir en los próximos días los recursos anunciados por todas las partes para tratar de variar la sentencia que consideraba «abuso» y no «agresión»lo sucedido a una joven madrileña en la primera noche de los sanfermines de 2016. Al mismo tiempo, también ha asegurado que esta presión es «social y mediática», pero en ningún momento han recibido ningún tipo de presión política.