Tristin Stewart, de 15 años
Tristin Stewart, de 15 años - Lorcan Doherty / Caters News

El joven que volvió a andar tras convertir su pierna amputada en rodilla por un cáncer

A Tristin Stewart, de 15 años, le diagnosticaron un tumor cancerígeno en la pierna derecha que obligaba a amputársela

Actualizado:

Un adolescente que perdió una pierna a causa de un cáncer espera poder volver a jugar al fútbol, su gran pasión, después de haberse sometido a una innovadora operación. Se trata de Tristin Stewart, de 15 años, a quien le diagnosticaron un tipo de cáncer muy agresivo en su pierna derecha el pasado mes de julio, tal como cuenta el «Daily Mail».

Los médicos le dijeron que, para extirparlo, tenían que amputarle la pierna por encima de la rodilla, aunque le dieron la opción de utilizar una prótesis para que no perdiera tanta movilidad. Sin emargo, al final, los sanitarios optaron por realizarle una plastia de rotación, una operación revolucionaria que consiste en eliminar el trozo del hueso afectado por el cáncer y sustituir la articulación de la rodilla por la del tobillo, de manera que el pie queda colocado a la inversa, aunque dota a la persona de mayor movilidad gracias a la colocación de una prótesis.

Con esta intervención, se permite que el adolescente continúe teniendo movilidad y pueda seguir jugando al fútbol. Así, el adolescente, que es del condado de Tyrone, en Irlanda del Norte, cuenta ahora con una prótesis que se adhiere a su rodilla y ha vuelto a aprender a andar.

«No me importaba cómo quedaría mi pierna tras la operación, solo quería volver a correr y sé que lo haré», ha dicho el joven a «The Mirror».

La madre de Tristin, Mandy, de 32 años, ha asegurado: «Tristin fue muy valiente durante todo el proceso, hasta que le dijeron que tendría que amputarle la pierna. La idea de no poder jugar al fútbol o practicar algún deporte lo destruyó; siempre ha sido un niño muy activo. Cuando vimos su pie-rodilla por primera vez fue muy impactante, pero ya estamos todos acostumbrados. Le encantan los deportes y ahora espera convertirse algún día en un deportista paralímpico. Actualmente se está concentrando en intentar correr con su prótesis».

Los dolores de Tristin comenzaron en marzo de 2014, cuando tenía 12 años, pero al estar en edad de crecimiento los médicos le dijeron que se trataba de molestias relacionadas con el desarrollo del cuerpo. Sin embargo, tras dos años de dolor, siguió visitando a los especialistas, y en febrero de 2017 se le extirpó un bulto de la pierna que luego se vio que era un tumor canceroso.

La madre del adolescente ha explicado: «Cuando vimos el bulto cerca de la rodilla de Tristin, su padre, Shane, de 33 años, lo llevó directamente a los médicos y una resonancia magnética desveló que tenía un quiste. Nos dijeron que era probable que el quiste no causara ningún daño a Tristin, pero quería que se lo quitaran de todos modos, así que en febrero lo hizo. Diez días después lo llamaron de vuelta al hospital, y fue entonces cuando nos dijeron que el quiste era un tumor, y era cáncer».

Tras su operación, Tristin ha estado aprendiendo a caminar de nuevo, ahora con una prótesis, y está comenzando a correr. El adolescente y su familia ahora están recaudando dinero para el coste de la prótesis a gtravés de su página de gofundme.com.