Sociedad

Inmunoterapia, radioterapia y quimioterapia: conoce las diferencias entre los tratamientos contra el cáncer

Las diferencias que tienen las distintas formas de luchar contra el cáncer radican en sus métodos

La quimioterapia es uno de los tratamientos más empleados en el tratamiento del cáncer y la radioterapia es un tratamiento exclusivamente local
La quimioterapia es uno de los tratamientos más empleados en el tratamiento del cáncer y la radioterapia es un tratamiento exclusivamente local - JAVIER GIL
ABC - Actualizado: Guardado en:

¿Qué diferencia hay entre la radioterapia y la quimioterapia?

La quimioterapia es uno de los tratamientos más empleados en el tratamiento del cáncer. Su objetivo es destruir las células tumorales empleando una gran variedad de fármacos combinados. Su principal problema es que mata las célula ‘a cañonazos’ por lo que elimina también las sanas lo que produce muchos efectos secundarios. Sin embargo, su eficacia es indiscutible en una gran variedad de tumores.

La radioterapia es un tratamiento exclusivamente local, sólo trata la zona que se irradia sin afectar al resto del organismo, similar a lo que hace la cirugía. En este sentido, cirugía y radioterapia se utilizan conjuntamente y en ocasiones se combina quimioterapia y radioterapia sin cirugía con el fin de conservar el órgano sin disminuir el porcentaje de curación.

¿Cuál es el principal tratamiento contra la leucemia?

La leucemia es un cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea. Su tratamiento de la leucemia varía dependiendo del tipo de leucemia, aunque, hoy en día, el habitual sigue siendo la quimioterapia. Asimismo, en el tratamiento juega un papel muy importante el trasplante de médula ósea.

¿Cuáles son los últimos avances terapéuticos en quimioterapia o tratamiento contra el cáncer?

La inmunoterapia está revolucionando el tratamiento del cáncer desde hace unos años. Parte de la premisa de que es posible 'engañar' al sistema inmunitario para que luche frente a las células cancerosas como si lo estuviera haciendo frente a células infectadas por virus. Sus mejores resultados han sido en tumores como pulmón o melanomas, pero también hay buenos resultados en leucemias, aunque en fases más iniciales. Los expertos creen no se va a convertir, al menos a corto plazo, en un tratamiento exclusivo y único, sino que tendrá que combinarse con los tratamientos existentes, como la quimioterapia, los fármacos biológicos o la radioterapia, que ya han demostrado su eficacia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios