La concentración que los colectivos Lunes Lilas y Andrea celebran los primeros lunes de cada mes en la plaza del Castillo de Pamplona para denunciar la violencia machista denunció que «no es abuso, es violación», en alusión a la sentencia de «La Manada»
La concentración que los colectivos Lunes Lilas y Andrea celebran los primeros lunes de cada mes en la plaza del Castillo de Pamplona para denunciar la violencia machista denunció que «no es abuso, es violación», en alusión a la sentencia de «La Manada» - EFE

El CGPJ abre una investigación sobre la filtración de datos de la víctima de «La Manada»

El fallo de seguridad estuvo en la inclusión de un código numérico en los márgenes del documento que se pudo vulnerar y conocer la identidad de la joven madrileña de 20 años

Madrid / PamplonaActualizado:

El fallo de seguridad que permitió a los medios de comunicación acceder a los datos personales de la víctima de «La Manada», que se publicaron en redes sociales, ha provocado que se haya desactivado temporalmente el acceso a las sentencias en la web del Gobierno de Navarra mediante código de verificación. No fue el único fallo, puesto que también se produjo la intromisión en los perfiles de la joven de 20 años y la difusión de sus datos personales, tales como fotos de su cuenta en la red LinkedIn.

Ahora, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto diligencias para determinar si se ha producido una vulneración de la normativa en materia de protección de datos en la filtración. El CGPJ ha solicitado la colaboración del Departamento de Justicia del Gobierno de Navarra para clarificar los hechos y determinar si se ha vulnerado la normativa sobre protección de datos de carácter personal

El fallo judicial enviado por correo electrónico a los medios de comunicación tenía los datos de la víctima borrados, pero se mantuvo en los márgenes del documento un «verificador» (el error de seguridad estuvo en que se incluyó el código csv, siglas de código seguro de verificación, en la sentencia) o secuencia de números que permitió acceder al original completo en la página web del Gobierno Foral.

El mismo sábado se impidió el acceso a la sentencia original a través del código.

Desactivar el código

Además, ha explicado a Efe la directora general de Justicia, Lourdes Aldave, ayer se recibió un requerimiento del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Joaquín Galve, que solicitaba que se desactivase el acceso a todas las sentencias mediante código ante la «alarma» generada por la filtración de datos y para que no vuelva a ocurrir en el futuro.

Los servicios informáticos ya han desactivado esta opción, por un criterio de «prudencia», mientras se aclara lo sucedido y se toman medidas para que no suceda de nuevo.

Aldave ha subrayado que existe un protocolo establecido por el Consejo General del Poder Judicial y el CTEAJE (Comité Técnico Estatal de la Administración Judicial Electrónica), en el que están representadas las comunidades autónomas con competencias en justicia, para garantizar la protección de datos, por lo que «no ha sido un fallo de seguridad del Gobierno de Navarra».

Tampoco, ha añadido, es un problema del sistema de gestión procesal «Avantius», desarrollado en Navarra, que ya han adoptado otros territorios como Cantabria, Andorra y Aragón, porque este programa incluye todas las medidas de seguridad acordadas en el CGPJ y el CTEAJE.

El próximo jueves, ha indicado Aldave, se celebrará una reunión del CTEAJE para tratar las comunicaciones electrónicas de justicia, en la que Navarra planteará una revisión de los protocolos.