El ibuprofeno puede provocar impotencia sexual

El ibuprofeno, uno de los antiinflamatorios más utilizados, puede afectar negativamente a la salud reproductiva de los hombres si se toma en dosis importantes y durante un periodo prolongado, advirtió el Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (INSERM)

MADRIDActualizado:

El ibuprofeno, uno de los antiinflamatorios más utilizados, puede disminuir la producción de testosterona y causar impotencia sexual si se toma en dosis importantes y durante un periodo prolongado, advirtió el Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (INSERM).

Varios estudios habían demostrado que la exposición de los fetos a los analgésicos está asociado a efectos antiandrógenos y malformaciones congénitas, pero los efectos en hombres adultos eran desconocidos.

Ahora, un equipo de investigadores del INSERM, con apoyo de otros del hospital universitario de Rennes, del instituto LABERCA de Nantes y de colegas daneses, han concluido que tomar prolongadamente grandes dosis de ibuprofeno (1.200 miligramos al día durante 6 semanas) causa en los hombres jóvenes «efectos perturbadores endocrinos severos que conducen a un estado llamado "hipogonadismo compensado"», señaló el INSERM. El hipogonadismo se presenta cuando las glándulas sexuales (los testículos) producen pocas o ninguna hormona (es decir, testosterona)

El hipogonadismo compensado, que padecen de forma habitual en torno al 10 por ciento de los hombres de edad avanzada, «se asocia generalmente a un aumento de riesgos tanto para la salud reproductiva como para la salud en general», señala el INSERM.

El ibuprofeno en los deportistas

La muestra utilizada para llegar a estas conclusiones es, sin embargo, muy reducida: 31 jóvenes de 18 a 35 años deportistas, que recurren con mucha frecuencia a este medicamento, ya que se puede obtener sin receta.

De acuerdo con el informe, cuando los participantes tomaron ibuprofeno, se elevaron «fuertemente» los niveles de hormona hipofisaria, que tiene un papel clave en el control de la producción de testosterona.

Otras experiencias han permitido demostrar que el medicamento inhibe una hormona producida por las células de Sertoli -la inhibina B- que regula la hormona folículo-estimulante.

Los autores de este estudio explicaron que recurrieron a deportistas porque los atletas utilizan «masivamente» el ibuprofeno como automedicación o «por la presión de su entorno profesional», ya que, entre otras cosas, no está prohibido por las reglas antidopaje.

El INSERM recordó que otros trabajos previos de sus investigadores ya habían puesto en evidencia «los efectos deletéreos potenciales de la aspirina y del paracetamol para el testículo adulto humano»