Sociedad

El hippy del incendio de La Palma: el fuego que causó una muerte fue «por mi culpa»

El alemán acusado como el culpable del origen de las llamas envía desde prisión una misiva abierta a la isla Canaria arrepintiéndose de lo sucedido

El ciudadano alemán que vivía en una cueva y que provocço el incendio de La Palma de este verano pide perdón
El ciudadano alemán que vivía en una cueva y que provocço el incendio de La Palma de este verano pide perdón

«Pido perdón a todos los seres vivos de La Palma, sean humanos, animales o árboles». La frase anterior se deriva de una carta que ha hecho público desde prisión el ScottVerdine Stumpf, el hippy que produjo del incendio de La Palma del pasado mes de agosto y que acabó con la vida del agente medioambiental Francisco Santana, que ha dejado viuda y cino huérfanos.

ScottVerdine Stumpf ha comenzado su ofensiva para ganarse la opinión pública de la isla. La letrada de que le asiste, María Acosta, sigue de cerca la investigación de cara al proceso de defensa e su cliente, que se ha acogido al turno de oficio. El joven alemán afirma que el incendio fue «por mi culpa» y que lamenta la muerte del agente de Medio Ambiente y también abogado Francisco Santana «por el mal que yo causé».

La carta se dirige a la población como «Querida La Palma» y apunta: «Siento muchísimo haberles puesto en peligro y que tuviesen que pasar terror y miedo. Siento haber quemado su flora y fauna». También agrega que «quiero dar las gracias a los bomberos de las Islas Canarias y a todos aquellos que ayudaron o contribuyeron a apagar el incendio». ScottVerdine Stumpf,que vivía una zona de El Paso que es paraje natural sin autorización, produjo el pasado mes de agosto un incendio en La Palma de cerca de 4.000 hectáreas al prenderfuego a un trozo de papel higiénico tras defecar.

El joven alemán antes de llegar a La Palma tuvo una denuncia por presunto maltrato animal en Gran Canaria pero nunca se le consideró culpable de nada. En La Palma, los ciudadanos mantienen una cierta solidaridad con el detenido y culpan de lo ocurrido a las autoridades canarias por el protocolo que tienen establecido para apagar incendios forestales. Un proceso de configuración de respuestas que, producto de las múltiples cadenas de mano que hay y competencias cruzadas, genera retraso en las respuestas técnicas a la hora de combatir las llamas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios