Sociedad

El hielo marino del Ártico alcanza su segundo mínimo más bajo en 37 años

Iguala a 2007 y se queda a 0,75 millones de km2 del récord de 2012. Los diez años con extensiones de hielo más reducidas al final del verano han ocurrido desde 2005

El hielo marino del Ártico alcanza su segundo mínimo más bajo en 37 años

El hielo marino del Ártico parece haber alcanzado su extensión mínima para este año, siendo la segunda más reducida, aunque empatada con la del año 2007, desde que comenzaron las mediciones por satélite en 1979. Por delante queda solo 2012, cuando el hielo marino tras el verano se quedó por debajo de los 3,5 millones de kilómetros cuadrados.

Según los datos preliminares divulgados por el Centro Nacional para la Nieve y el Hielo (NSIDC, en sus siglas en inglés), la extensión mínima se alcanzó el pasado 10 de septiembre, con 4,14 millones de kilómetros cuadrados. A partir de ese día las señales parecen indicar que el hielo marino ha comenzado su ciclo anual de crecimiento, en respuesta al sol poniente y la caída de las temperaturas.

La extensión mínima se ha alcanzado cinco días antes que la media entre 1981 y 2010, que era el 15 de septiembre. En 2007, cuando se alcanzó la misma extensión mínima que ahora, lo hizo un 18 de septiembre. No obstante, los datos son provisionales, pues el deshielo tardío o un cambio de vientos en el Ártico que juntara los témpanos, aún podría reducir la extensión del hielo por debajo del mínimo anual actual, como ya ocurrió en 2005 y 2010.

Lo curioso del registro de este año, como explica Mark Serreze, director del Centro Nacional para la Nieve y el Hielo, es que el verano en el Ártico fue tormentoso, nublado y bastante frío. «Históricamente, este tipo de condiciones climáticas ralentizan la pérdida de hielo de verano, pero aún así se ha tratado del segundo registro más bajo desde que comenzaron las mediciones por satélite hace 37 años».

«Esta circunstancia -apunta Ted Scambos, científico titular del NSIDC- sugiere que en los próximos años, con condiciones más típicas de verano, vamos a asistir a pérdidas de hielo muy dramáticas».

Mínimo en septiembre

La cubierta de hielo marino del Ártico crece cada otoño e invierno y se contrae cada primavera y verano. Y cada año alcanza su punto mínimo en septiembre. El registro más bajo desde 1979 se produjo el 17 de septiembre de 2012, cuando el hielo marino se redujo a 3,39 millones de kilómetros cuadrados.

Durante los primeros diez días de septiembre de este año, el Ártico perdió hielo a un ritmo más rápido que la media. En promedio, el Ártico perdió 34.100 kilómetros cuadrados por día en comparación con el promedio de 1981-2010, que era de 21.000 kilómetros cuadrados diarios.

La tasa de declive a principios de septiembre también superó con creces la observada en el mismo periodo durante el año récord de 2012 (que fue de 19.000 kilómetros cuadrados).

Para Julienne Stroeve, investigadora en el NSIDC, esta año «ha sido excitante, con algunos récords de extensión mínima durante el invierno y a principios de verano, pero gracias a un verano más frío que la media, al final hay más hielo que en 2012».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios