ABC

Los gastos derivados de un cáncer de mama ascienden a los 150 euros pero suben hasta los 300 en uno gástrico

Uno de cada tres pacientes con cáncer se encuentran en riesgo de exclusión social en España, según un informe de AECC

MadridActualizado:

Casi una de cada tres personas con cáncer se encuentran en riesgo de exclusión social a causa del diagnóstico de la enfermedad. En total 25.000 pacientes (27,7% del total) ven mermados sus ingresos a consecuencia de la aparición de un tumor. Esta es una de las principales conclusiones del estudio «El impacto económico del cáncer en las familias en España», presentado este jueves por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

De los tres colectivos analizados -autónomos, personas desempleadas y trabajadores con bajos ingresos-, los trabajadores por cuenta propia son los que se encuentran en peor situación, según revela el informe. Cerca del 80 por ciento de los 11.000 trabajadores autónomos que anualmente son diagnosticados de cáncer cotizan la base mínima, por lo que tienen una prestación aproximada de 670 euros. Al descontar la cuota mensual de 275 euros, que les corresponde, les queda un neto mensual de 395 euros.

La AEEC estima que solo los gastos derivados de la enfermedad alcanzan los 150 euros en el «caso tipo» de cáncer de mama (pelucas, transporte no urgente, analgésicos, cremas para proteger la piel de los tratamientos radioterápicos). Éstos, sin embargo, pueden aumentar hasta los 300 euros en el caso de un cáncer gástrico. «Quizás sea este colectivo uno de los más desprotegidos puesto que en muchos casos los gastos habituales de sus negocios no se paran y corren el riesgo de tener una quiebra financiera», asegura Raquel del Castillo, responsable de Trabajo Social de la AECC.

Entre los enfermos en situación de desempleo, más de la mitad (5.232) no cobran ningún tipo de prestación económica lo que probablemente significa que no cuentan con ningún ingreso. «Esto supone que las familias se ven obligadas a decidir entre, por ejemplo, pagar las facturas o comprar medicinas», denuncia el informe.

En el caso de las pacientes con sueldos inferiores a los 710 euros (el salario mínimo interprofesional), el estudio revela que ven reducidos sus ingresos en un 25%. Un total de 3.744 personass se encuentran en esta situación de riesgo de exclusión en España. Es el caso de Pilar Ruiz. Con un sueldo de 400 euros tiene que hacer frente a unos gastos mensuales derivados de su cáncer gástrico de 300 euros. «He pasado de tener una vida estable a nivel de salud y trabajo -señala- a una inestabilidad en los dos terrenos. Ahora tengo unos gastos fijos de 300 euros derivados del control de las secuelas del cáncer de estómago que padecí».

Desde el punto de vista de la incapacidad laboral, el cáncer de mama es la segunda causa de baja de más de 12 meses por detrás de las patologías lumbares. El enorme impacto económico de esta enfermedad

A la vista del gran impacto económico que el diagnóstico de esta enfermedad tiene en el núcleo familiar, el presidente de AECC, Ignacio Muños Pidal, pidió al Gobierno «crear un Plan de Protección Integral a las Familias con Cáncer con medidas concretas orientadas a evitar esta situación de vulnerabilidad».