García Tejerina, durante la entrevista con ABC
García Tejerina, durante la entrevista con ABC - ÁNGEL DE ANTONIO

García Tejerina: «Los gobernantes de Cataluña intentan tapar sus miserias»

La ministra critica la actitud «completamente inmoral» de los dirigentes independentistas

MadridActualizado:

La situación que se está viviendo en Cataluña preocupa a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que critica en una entrevista la actitud «inmoral» de los gobernantes catalanes.

—¿Cómo definiría lo que está ocurriendo en Cataluña?

—La gran conquista de la humanidad es la convivencia y todos los dirigentes tenemos como responsabilidad trabajar por ella. Los gobernantes de Cataluña llevan tiempo buscando la confrontación y trabajando para dividir a la sociedad. Les vale todo con tal de alcanzar la independencia que nunca van a conseguir. Pienso que lo están haciendo para tapar sus miserias. Han realizado una gestión completamente incompetente y con una corrupción institucionalizada. Su actitud ha sido completamente inmoral y están causando mucho dolor a la sociedad catalana.

—Al Gobierno se le ha acusado de inacción en el desafío catalán ¿La solución es aplicar el artículo 155 de la Constitución?

—El Gobierno lleva muchos meses actuando dentro de las competencias que tiene asignadas. Cada cosa se hará en el momento oportuno, como se ha venido haciendo hasta ahora. Se ha actuado siempre para que el desafío de los dirigentes catalanes no prospere. Lo que los independentistas quieren es la quiebra del Estado y el Estado somos todos, no solo el Gobierno. El Estado es también la oposición, el Tribunal Constitucional, el Congreso, el Senado, un montón de instituciones y también los ciudadanos. Lo que vamos a demostrar es la fortaleza del Estado español y de la democracia. Y ese va a ser el resultado final de esta triste historia. Tenemos una gran democracia y los resortes para evitar su quiebra.

—¿Está previsto utilizar el artículo 155 solo en el caso de que...?

«Se hará lo que se deba en el momento oportuno»García Tejerina

—Se hará lo que se deba en el momento oportuno. Ante esta situación, completamente nueva, incomprensible en pleno siglo XXI, en el marco de la Unión Europea, con una democracia completamente consolidada, nadie entiende que a unos dirigentes se les pueda pasar por la cabeza llevar a la sociedad catalana a la situación actual, quebrando absolutamente todas las normas. Entendemos la inquietud de las personas, pero estamos trabajando para coser el desgarro que estos señores han provocado en Cataluña. La respuesta es la absoluta firmeza ante la unidad de España, pero también es nuestra responsabilidad trabajar desde ya por restaurar la convivencia. Para ello primero tenemos que evitar la ruptura, pero después, cada cosa que hagamos, tiene que ir encaminada a buscar el beneficio de todos los catalanes y de la sociedad española. Una tarea a la que todos debemos ponernos manos a la obra para coser este desgarro que nunca debió producirse.

—¿Cómo se cierran las heridas en Cataluña?

—Entendiendo que es una cuestión de Estado, de todos y cada uno de nosotros. Lo tenemos que hacer juntos y en el marco jurídico español que es enorme, donde cabe todo y donde se puede hablar de todo. Para conseguir restañar las heridas hace falta que haya voluntad, que la gente se sume a trabajar por el restablecimiento de la normalidad, hablando y dentro del ordenamiento jurídico español.

—¿La respuesta popular, con manifestaciones espontáneas de apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la salida de empresas de Cataluña hacia otros territorios españoles está facilitando el trabajo del Gobierno?

«Los dirigentes catalanes llevan muchos años engañando a su población»García Tejerina

—Lo primero que quiero hacer es darle las gracias a cada policía nacional y a cada miembro de la Guardia Civil porque velan por nosotros todos los días. Esto también tiene que servir para que todos tomemos conciencia de que nos protegen. La salida de empresas nos indica que hay que trabajar para recuperar la convivencia y que las empresas encuentren la seguridad jurídica que hoy no les ofrece la Generalitat. Todo esto pone de manifiesto que lo que contaban los dirigentes independentistas era una gran mentira. Estas decisiones empresariales evidencian que los dirigentes catalanes llevan muchos años engañando a su población.

—¿Cómo calificaría el papel de la oposición ante la ruptura que se vive en Cataluña?

—Son momentos de sumar, son momentos de unidad, y creo que todos tenemos que tener esto muy claro. Hay algo más importante, más allá de los intereses particulares de ningún partido, que es la unidad de España y la convivencia. Creo que esto es lo que todos los españoles hoy esperan de nosotros y de todas las formaciones políticas. No se trata de ayudar al Gobierno, al que se está ayudando es la totalidad de España.