Sociedad

Galicia recuerda a los enfermeros que la vacuna contra la gripe no requiere receta médica

Después de la guerra abierta entre enfermeros y médicos por la necesidad de receta para la vacuna que defienden los primeros, el Servicio de Salud Gallego zanja el problema advirtiendo de que la vacunación forma parte de una orden de salud pública que debe cumplirse y para ella no es necesario realizar un diagnóstico

Galicia recuerda a los enfermeros que la vacuna contra la gripe no requiere receta médica
J. G. S. Madrid - Actualizado: Guardado en:

La campaña de la gripe, que comenzó el pasado lunes 17 de octubre vino de la mano de la reapertura de una larga guerra entre médicos y enfermeros por el controvertido Real Decreto 954/2015, aprobado en diciembre del año pasado, que establece en su artículo 3 que la responsabilidad de la prescripción es solo del médico.

La prescripción de medicamentos por parte de los enfermeros es una reivindicación histórica de este colectivo que se diluyó en aquel momento. A tan solo días de iniciarse la campaña de la gripe, la Mesa de la Profesión Enfermera envió un comunicado en el que señalaba que la vacuna antigripal «es un medicamento sujeto a prescripción médica» y, por lo tanto, «los profesionales de enfermería no están autorizados a su administración si previamente no ha sido prescrita por el médico correspondiente».

«Irresponsables»

Esto generó mucho enfado en el colectivo médico que tildaron, tal y como informó este periódico, de «irresponsables» a los enfermeros ya que señalaron que la vacuna de la gripe no es un medicamento y por ende no necesita receta.

Como resultado, el Servicio Gallego de Salud (SERGAS) envió un comunicado recordando que para la vacuna no es necesario ningún diagnóstico y, además, que se trata de una orden contemplada en el Real Decreto y que debe cumplirse.

«Cuando se vacuna a la población se actúa como resultado de una decisión de la autoridad sanitaria ante un riesgo detectado y para preservar la salud pública y la de los individuos más expuestos. Esto no requiere un diagnóstico previo, ya que no hay enfermos ni enfermedad detectada. Se identifican las cohortes de población más expuestas a este riesgo con el fin de evitar precisamente dicha enfermedad. Estas personas (grupos o cohortes) son los que deben ser inmunizados, en cumplimiento de esta orden de la autoridad sanitaria».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios