Sociedad

Francisco preside una plegaria por la paz en Asís con los líderes de las religiones mundiales

Marca el 30 aniversario de la primera, convocada por san Juan Pablo II en 1986

Francisco preside una plegaria por la paz en Asís con los líderes de las religiones mundiales
JUAN VICENTE BOO Corresponsal En El Vaticano - Actualizado: Guardado en:

Siguiendo uno de los gestos más valientes e innovadores de san Juan Pablo II, el Papa Francisco se reúne este martes en Asís con los líderes de las grandes religiones mundiales para rezar por la paz. Este nuevo encuentro tiene lugar a los treinta años del primero, convocado por el Papa polaco en 1986 cuando el mundo corría el riesgo de un holocausto nuclear.

Tres décadas más tarde, el peligro del suicidio nuclear ha quedado atrás pero, como dijo el Papa el domingo, «hoy más que nunca tenemos necesidad de paz en esta guerra por todas partes», que responde en buena parte a intereses de las grandes industrias de armamento y a la exportación del wahabismo por Arabia Saudí y Qatar, hasta provocar 65 millones de refugiados, la cifra más alta en la historia de la humanidad.

Tanto el Papa Francisco como el imán de Al Azahar -líder espiritual de los musulmanes sunníes- y los principales líderes religiosos islámicos han desenmascarado como mentirosos a los fundamentalistas que afirman matar en nombre de Dios.

La condena de los crímenes del Estado Islámico es unánime no solo por parte de las autoridades religiosas musulmanas sino también de muchos líderes políticos como el rey Mohammed VI de Marruecos, quien afirmó el pasado mes que «los terroristas que actúan en nombre del Islam no son musulmanes», sino criminales dementes, «individuos perdidos, condenados al infierno para siempre». Más del 95 por ciento de las víctimas del terrorismo fundamentalista islámico son musulmanes.

En vísperas del encuentro, que contará con la presencia de seis premios Nobel de la Paz, Muhammad Sammak, consejero político del Gran Muftí del Líbano, ha afirmado en Asís que «el Papa Francisco se ha constituido en líder espiritual de toda la humanidad al afirmar que ninguna religión es criminal, pero que hay criminales en todas las religiones».

El Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, está ya en Asís, y recibirá al Papa acompañado del jefe de la Iglesia Anglicana, Justin Welby, el patriarca Efrén II de la Iglesia ortodoxa de Siria, cuyo país está siendo reducido a pavesas, así como líderes musulmanes, judíos y el jefe de los budistas de Japón.

Después de un primer encuentro en la basílica de San Francisco de Asís, los líderes religiosos celebrarán un almuerzo fraterno en el que participan 25 refugiados de guerras de varios países, algunos de los cuales presentarán, por la tarde, su testimonio de lo que es un bombardeo o un saqueo.

El programa de la tarde incluye encuentros bilaterales del Papa con los líderes de las grandes religiones mundiales antes de dar comienzo a una hora de oración por la paz en distintos lugares de la basílica. Los cristianos –católicos, ortodoxos y anglicanos- rezarán en la cripta junto a la tumba de san Francisco.

A continuación tendrá lugar la ceremonia por la paz, en la que tomarán la palabra tanto las víctimas de la guerra como los líderes religiosos, incluido Francisco. Al final, se leerá un llamamiento a la paz, que será entregado a niños de varios países y se mantendrá un minuto de silencio por las víctimas de esta locura contemporánea.

A pesar de que fue muy criticado por su primer encuentro de plegaria interreligiosa en 1986, san Juan Pablo II convocó de nuevo en Asís un segundo encuentro para rezar por la paz en los Balcanes en 1993, y un tercero en 2002 a raíz de los atentados del 11 de septiembre del año anterior en Nueva York y Washington.

Benedicto XVI siguió también sus pasos convocando un cuarto encuentro en el 2011, al que invitó no solo a los líderes de las grandes religiones sino también a ateos y agnósticos amantes de la paz.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios