Sociedad

Francia distribuirá una «guía práctica» para saber actuar ante las peticiones religiosas de los empleados

El 50% de los directivos de los tres millones de empresas francesas se han visto forzados a tomar decisiones relacionadas con las «peticiones de naturaleza religiosa» durante los últimos años

Francia distribuirá una «guía práctica» para saber actuar ante las peticiones religiosas de los empleados
JUAN PEDRO QUIÑONERO - Actualizado: Guardado en:

El ministerio del Trabajo publicará próximamente una «guía práctica» del hecho religioso en las empresas de Francia, para intentar «codificar» el puesto que puede o no puede tener la religión en varios centenares de miles de empresas nacionales.

En Francia (65 millones de habitantes) hay entre 5 y 6 millones de musulmanes de distinta sensibilidad. El 50% de los directivos de los tres millones de empresas francesas se han visto forzados a tomar decisiones relacionadas con las «peticiones de naturaleza religiosa» durante los últimos años. Más de 300.000 empresas francesas -un 12% de las empresas nacionales- se han visto afectadas recientemente por este «fenómeno».

Se trata de un fenómeno que continúa creciendo y ramificándose. Ante tal evidencia, el ministerio del Trabajo está ultimando una guía práctica del hecho religioso dirigida esencialmente a las empresas con trabajadores musulmanes, franceses o inmigrantes.

La próxima publicación de una guía práctica, complemento de la legislación laboral, para intentar «reglamentar» oficiosamente, por ahora, el «hecho religioso», parece poner de manifiesto la emergencia de otro problema de alcance imprevisible: ¿cómo deben comportarse las empresas ante las peticiones culturales o religiosas de sus trabajadores creyentes?

Históricamente, se trató, hasta ahora, de una cuestión que empresarios y trabajadores negociaban particularmente. La mano de obra musulmana, francesa e inmigrante, ha tenido una gran importancia en muchos sectores, como la construcción, las obras públicas o el sector automovilístico, desde los años 60 del siglo pasado. Hasta ahora, no se habían producido problemas ni tensiones particulares.

El ministerio del Trabajo se anticipa el riesgo de posibles tensiones y la emergencia de peticiones y demandas crecientes. La futura guía espera servir de «herramienta» de trabajo para «diluir» problemas «potenciales».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios