Sociedad

La Fiscalía rumana investiga la presunta explotación de niños para fabricar la sorpresa de los huevos Kinder

Un tabloide británico ha destapado el caso, aunque la madre de los pequeños lo niega

Ferrero, fabricante de los huevos Kinder, también ha iniciado una investigación
Ferrero, fabricante de los huevos Kinder, también ha iniciado una investigación - AFP
EFE Bucarest - Actualizado: Guardado en:

La Fiscalía de Rumanía ha abierto una investigación por «tráfico de menores» después de que un diario británico afirmara que hay niños que trabajan en el norte del país balcánico para la multinacional italiana Ferrero en la fabricación de los huevos Kinder, informa este jueves la prensa local.

«Tras el reportaje difundido por la publicación "The Sun" y reproducida en los medios rumanos, la fiscalía contra el crimen organizado efectúa verificaciones al respecto», señaló anoche esta institución en un comunicado.

Según el tabloide británico, tres niños de una familia de la localidad de Carei, con edades entre los 6 y 11 años, trabajaban hasta 13 horas al día junto a su madre en la fabricación de las sorpresas. Les pagaban apenas 20 lei (4,43 euros) por cada mil huevos entregados a la fábrica.

Según la prensa rumana, tanto la madre de los pequeños como la autoridad local encargada de la protección de la infancia han negado las acusaciones del diario inglés.

«No hay nada de verdad. Ha sido puro teatro. Los periodistas dijeron a los niños que se pusieran como querían, incluso que se hicieran una foto conmigo», declaró la madre, Timea Jurj, en declaraciones a la agencia de noticias Mediafax. «Nos comentaron que querían promover los huevos Kinder, cómo se hacían. Nos engañaron», aseguró.

Por su parte, la directora de la agencia rumana para la protección de niños afirmó a la agencia Agerpres que «está excluido que los niños hayan sido explotados o que hayan trabajado 13 horas por día, puesto que van frecuentemente a la escuela y la guardería».

La empresa chocolatera Ferrero expresó su «tristeza» y «preocupación» por la información publicada, y dijo que ha puesto en marcha una investigación sobre la posible explotación de menores. «Estamos consternados y profundamente preocupados por las alegaciones de prácticas inaceptables en Rumanía», indicó Ferrero en un comunicado, citado este jueves por la prensa local rumana.

«Hemos lanzado una investigación inmediata y exhaustiva para establecer todos los hechos como una cuestión de urgencia», prosiguió la nota del grupo italiano.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios