Sociedad

Una familia okupa de Vitoria denuncia haber recibido «insultos y coacciones» de sus vecinos

Los habitantes del barrio de Abechuco afirman estar cansados de recibir «amenazas y agresiones» de los inquilinos ilegales

«Los Pichis» denuncian haber recibido mensajes intimidatorios a través de las redes sociales
«Los Pichis» denuncian haber recibido mensajes intimidatorios a través de las redes sociales - SOS Racismo

Los Manzanares Cortés, una familia gitana del clan de «Los Pichis», viven desde hace varios años de forma ilegal en un piso de Vitoria. Tal y como acostumbra a suceder en este tipo de situaciones, su relación con los vecinos de Abechuco, el barrio en el que se han instalado, está lejos de ser placentera. Los enfrentamientos y acusaciones entre ambas partes se han convertido en parte del día a día, y las instituciones territoriales son incapaces de poner remedio al problema.

Pedro María Manzanares, el cabeza de familia, ha señalado que los vecinos de la zona realizan «desde hace semanas» discursos y manifestaciones «de odio» con el objetivo de «desterrarlos». Además, ha acusado a los medios de comunicación de enturbiar «de modo obsceno y peligroso» la situación con «polvareda informativa».

Internet es otro de los frentes abiertos entre los okupas y sus convecinos. En concreto, Manzanares afirma haber recibido todo tipo de mensajes intimidatorios a través de las redes sociales: «Por mucho menos –ha señalado a través de SOS Racismo– ha sido juzgado un conocido concejal madrileño», en referencia a Guillermo Zapata, de Ahora Madrid, que publicó un chiste de dudoso gusto contra los judíos en Twitter.

Por su parte, los habitantes de Abechuco denunciaron ante las autoridades las «amenazas, insultos y agresiones» proferidos por «Los Pichis», e instaron al Gobierno vasco a ponerse «por una vez del lado del ciudadano».

En diversas ocasiones, además, se han producido concentraciones y manifestaciones frente a la casa okupada y en otras zonas del barrio con el objetivo de reclamar el desalojo de la familia.

El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, se ha posicionado este miércoles en favor de los Manzanares Cortés, y ha tildado de «inadmisibles» los «insultos y coacciones» que han recibido de sus vecinos. Además, ha recordado que este tipo de vejaciones «constituyen un delito».

«Es evidente que las manifestaciones contra una familia en concreto para que se ausente de un sitio no son admisibles», ha destacado, y ha añadido que la situación de «Los Pichis» ha de resolverse por la vía judicial.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios