Francesco Arcuri, a su salida del juzgado esta mañana
Francesco Arcuri, a su salida del juzgado esta mañana - EFE
CASO JUANA RIVAS

La expareja de Juana Rivas pide a la mujer que recapacite y reitera su intención de llegar a un acuerdo

Su abogado podría solicitar ahora la detención de Rivas, que no ha comparecido

MadridActualizado:

Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, la mujer que permanece ilocalizable desde que el pasado 26 de julio incumplió la orden de entregar a sus hijos al progenitor y que hoy no se ha presentado en el juzgado, se personó en los tribunales tranquilo y manteniendo la oferta de alcanzar un acuerdo para poder reencontrarse con sus hijos.

Arcuri ha llegado a la sede judicial de Caleta, en Granada, antes de las 09.30, con media hora de anterioridad a la citación del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la vía penal de esta causa, y acompañado del cónsul italiano y de su abogado, Adolfo Alonso.

Su letrado ha explicado a preguntas de los periodistas que llegan tranquilos aunque sobrepasados por una causa de la que ha lamentado un «desenfoque absoluto», tras lo que ha recalcado que no se trata de analizar una situación de «violencia de género», sino de una causa por secuestro interparental de menores reiterado en dos ocasiones.

«No sabemos donde están, confío en el que hoy podamos avanzar un poco en resolver la situación», ha explicado el letrado de la expareja de Juana Rivas, citada también hoy en el mismo juzgado, pero que finalmente no compareció.

Alonso ha precisado que Arcuri quiere saber dónde están los dos menores y «que se cumpla la legalidad», declaraciones que ha hecho ante varias decenas de personas que han defendido la custodia compartida de los hijos.

El letrado del padre de los dos menores ha recalcado que mantienen la oferta de «pacto, que está ahí, lo ratifico, lo mantengo» y ha dicho que causas como la que se trata ahora son frecuentes pese a que con Rivas «se haya sacado de quicio, porque parece el fin del mundo y no lo es».

Ha recalcado que aún está por discutir la custodia de los niños y que Juana Rivas podrá alegar, como ha hecho «siempre» en tribunales italianos y españoles, lo que considere oportuno.

El representante del progenitor ha adelantado que actuará a lo largo de la jornada en función de las diligencias instruidas, ante las que podrá tomar «una decisión u otra», entre las que se incluyen que el juzgado instructor pida la detención de la madre si no comparecía, tal y como finalmente sucedió.

Rivas está citada por un delito de desobediencia a la autoridad judicial y por la posible sustracción de menores, un segundo caso en el que, según el letrado, «ya no se puede echar mano de violencia de género porque es la segunda vez que desaparece».

El lado paterno de la causa ha pedido a la mujer que recapacite y ha reiterado que tiene «las puertas abiertas» porque «lo único que queremos son los niños, no va a tener ningún problema».

El letrado ha aclarado que decidirá en función de la comparecencia o no de Rivas y las citaciones, pero que podría pedir su detención y ha reiterado que es el juzgado el que dicta resoluciones. «No sé dónde está Juana ni los niños», ha sentenciado.