MAYA BALANYÀ

Los examinadores de tráfico lo consiguen: cobrarán el suplemento de 250 euros más al mes

Los Presupuestos Generales del Estado recogen una enmienda de Ciudadanos y aprueban una partida adicional de más de 3 millones de euros

MadridActualizado:

Los examinadores de tráfico recibirán un complemento salarial de 250 euros al mes en 2018 tras el acuerdo alcanzado entre los grupos parlamentarios del Congreso, que han respaldado por unanimidad una enmienda al proyecto de Presupuestos Generales del Estado tras la huelga protagonizada el año pasado por el colectivo.

La enmienda aprobada, presentada por Ciudadanos e igual a sendas iniciativas registradas por el PSOE y por Unidos Podemos, según han explicado a Efe fuentes del grupo socialista, aumenta en algo más de 3 millones de euros la partida destinada a retribuciones en la Jefatura General de Tráfico y reduce el mismo importe el apartado dedicado a «estudios y trabajos técnicos» de ese departamento.

La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) desconvocó el pasado diciembre la huelga que había mantenido durante cinco meses después de que PSOE, Ciudadanos, Podemos, PNV, ERC y PDeCAT acordaran una propuesta conjunta para incluir en los Presupuestos la citada partida de 3 millones de euros para hacer realidad ese complemento salarial.

El portavoz socialista en la Comisión de Seguridad Vial, Pablo Bellido, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo unánime a través de un comunicado y ha considerado que «el PP no ha tenido más remedio que aceptar esta enmienda, porque si no se quedaba en minoría».

Según ha recordado, en 2017 el grupo parlamentario socialista fue el único que presentó una enmienda para esta cuestión, que fue rechazada «con el voto en contra de PP, Cs y del bloque que aprobó los Presupuestos».

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha felicitado en otro comunicado del acuerdo después de los paros del año pasado, que obligaron a suspender miles de exámenes teóricos y prácticos en todo el país.

Un salario mínimo de 1.200 euros

CSIF, que ha elogiado «el esfuerzo y la coherencia» de los examinadores de tráfico durante las movilizaciones y ha lamentado que el PP y el resto de partidos «hayan reaccionado tan tarde», ha asegurado que seguirá trabajando para que estas mejoras laborales se extiendan al conjunto de las administraciones públicas.

El sindicato ha recordado en este sentido que el próximo 21 de mayo está previsto el inicio de movilizaciones en el ámbito de la administración general del Estado para reivindicar mejoras en las retribuciones, como un salario mínimo de 1.200 euros, y la instauración de una carrera profesional.

Según una respuesta parlamentaria remitida por el Gobierno el pasado febrero a los diputados socialistas Miguel Ángel Heredia y Pablo Bellido, 66 autoescuelas echaron el cierre en los diez primeros meses del año pasado, en coincidencia con la huelga que llevaron a cabo los examinadores

Durante el tiempo que duraron los paros, las autoescuelas (agrupadas en la Confederación Nacional, CNAE) insistieron en la necesidad de diálogo entre examinadores y la Dirección General de Tráfico y llegaron a cifrar en 40 millones de euros las pérdidas económicas para el sector y en más de 170.000 los alumnos que no habían podido examinarse.