Sociedad

Un estudio revela que el 97% de los residuos marinos son plásticos

El proyecto de investigación Nixe III señala que «en menos de 100 años estos residuos han pasado a ser parte del ecosistema marino»

Basura, en su mayoría plásticos, en un puerto marítimo
Basura, en su mayoría plásticos, en un puerto marítimo - ABC
ABC Madrid - Actualizado: Guardado en:

El proyecto de investigación NIXE III, ha dado a conocer el estado actual de la contaminación por plástico en la superficie del mar Mediterráneo, especialmente en las zonas costeras. Los resultados obtenidos por un equipo de científicos liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) revelan la presencia de residuos plásticos en todas las muestras tomadas, de hecho, el 97% de los residuos marinos encontrados en estas muestras fueron plásticos. Los autores señalan que «en menos de 100 años estos residuos han pasado a ser parte del ecosistema marino». El trabajo se publica en la revista Marine Environmental Research.

Para la investigación se han tomado aproximadamente 70 muestras de la superficie marina utilizando una manta trawl, una especie de red. Los datos muestran que de media, la superficie marina, tiene unas 147.500 partículas de plástico por kilómetro cuadrado. Según los científicos, si estos resultados se extrapolasen a la superficie de todo el Mediterráneo la cifra ascendería a aproximadamente 1.455 toneladas de plástico.

«Estas partículas suponen una grave amenaza no sólo para el ecosistema marino y los organismos que habitan en él, sino que podría tener importantes consecuencias en la salud humana y en las actividades económicas», explica Luis F. Ruiz-Orejón, investigador del CSIC en el Centro de Estudios Avanzados de Blanes.

Microplásticos

El tamaño de los plásticos encontrados es variado aunque en todas las muestras se han encontrado microplásticos -de menos de 5mm-, las partículas más abundantes son aquellas que miden alrededor de 1mm2. «Los plásticos sufren un proceso de fragmentación cuando se encuentran en mares y océanos y cuanto menor es su tamaño aumentan los organismos para los que está disponible la partícula y, por tanto, su repercusión en la cadena trófica», señala Ruiz-Orejón.

«Es imprescindible -apunta el investigador- hacer un seguimiento de la contaminación por plásticos de nuestros mares; conocer las posibles zonas de acumulación, a pesar de la alta variabilidad de las corrientes en el Mediterráneo, y aportar nueva información a los modelos de distribución».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios