El niño estuvo a punto de ser atropellado por el camión

Los espectaculares reflejos de un camionero evitan que un niño sufra un atropello

El menor cruzó la carretera sin mirar y estuvo a punto de protagonizar una tragedia

MadridActualizado:

Existe un refrán, más o menos antiguo, que dice: «Nadie escarmienta en cabeza ajena». Y se suele cumplir. Muchos jóvenes no ven el peligro hasta que lo tienen delante de la nariz, y eso es lo que le ocurrió a este niño que a punto estuvo de ser atropellado por un camión.

Como cada día, un grupo de escolares bajaba del autobús escolar. En ese momento, uno de ellos quiso cruzar la vía por detrás del vehículo cuando un camión apareció delante de él. La imprudencia estuvo a punto de costarle cara al chico, que comenzó a correr para evitar el atropello. La velocidad del niño y los reflejos del camionero, que consiguió frenar en pocos metros, evitaron una tragedia.