La sardina necesita un plan de recuperación para mantener la especie
La sardina necesita un plan de recuperación para mantener la especie - ABC

España y Portugal presentan a la UE un plan para salvar la pesca de la sardina

Los ministros de Pesca abordarán esta situación en el Consejo de Ministros de los días 11 y 12 de diciembre

MadridActualizado:

Los Gobiernos de España y Portugal confían en que la Comisión Europea (CE) respalde el plan de gestión plurianual 2018-2022 presentado hoy por ambos países, que pretende recuperar la sardina ibéricay mantener esta pesquería, de vital importancia económica para regiones como Andalucía y Galicia.

Este será uno de los temas principales que abordará el próximo Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) del 11 y 12 de diciembre, el más trascendental de todo el año.

El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, ha apuntado, tras participar en el Consejo Consultivo de Pesca, que el próximo Consejo será crucial por el alto impacto que tendrá sobre las pesquerías y porque hay distintas especies «en el punto de mira», donde la negociación será «particularmente intensa».

Se analizará la pesca de la merluza -del sur y del norte-; «estamos trabajando en una mejoría en los TACs y cuotas del jurel del sur»; y se analizarán los sectores de la cigala y la anguila.

Sobre la sardina, ha recordado que los Gobiernos de España y Portugal han firmado una carta conjunta en la que defienden un plan de gestión «sólido y robusto» ante la Comisión Europea, con el objetivo de mantener una actividad crucial para Andalucía y Galicia.

Dependencia económica

Ha especificado que ambos países han presentado un estudio de impacto socioeconómico conjunto de sardina, jurel, caballa y boquerón para que «se puedan ver con nitidez» la realidad de estas pesquerías y el nivel de dependencia económica para muchos puertos.

Ambos gobiernos abogan por un plan de recuperación y un nivel de capturas que lleve a un incremento mínimo de biomasa del 5 % anual. «Pensamos que podría haber un TAC entre 13.500 y 15.000 toneladas», siempre y cuando se puedan establecer otras medidas.

Éstas pasarían por el inicio de la actividad pesquera en mayo, por desarrollar planes de actuación conjunta y establecer criterios de reparto semanal para que cada barco sepa lo que debe asumir.

Sobre criterios de reparto, se baraja un 66 % para Portugal y un 33 % para España, según López-Asenjo, que ha felicitado al sector por su «generosidad», conscientes de «la gravedad» del problema.

Dos o tres semanas

El responsable ministerial señala que, una vez presentada la propuesta, «lo lógico» es que la CE la someta a período de estudio durante 2 ó 3 semanas pero, en todo caso, ha recordado que la actividad pesquera de la sardina no se inicia hasta mayo.

López ha defendido que «no podemos estar en unos TACs bajos, porque al final es un cierre técnico de la pesquería», y confía en que el plan de gestión presentado a la CE será considerado «de forma positiva».

En el caso de que el plan sea rechazado, el consumo de sardina está garantizado por la pesca en el Mediterráneo y las que proceden de la importación.