Día Mundial del Reciclaje

En España solo se recicla un tercio de los residuos urbanos

Los envases domésticos son los residuos que más separan y reciclan los españoles

MadridActualizado:

Apenas el 29,7% de los residuos urbanos se reciclan en nuestro país, según datos de Eurostat, que sitúan a España muy lejos de las nuevas obligaciones que marca la normativa europea sobre residuos y economía circular, que fija que en 2025 se recicle un 55% de todos los residuos urbanos y un 65% en 2035, poniendo además un límite del 10% a los residuos que terminan su vida en vertederos.

Para revertir este retraso en la consecución de estos objetivos, el Gobierno trabaja en una Estrategia de Economía Circular, cuyo borrador se encuentra en estos momentos en fase de exposición. Un documento que, entre otras cuestiones, debería recoger la obligatoriedad de reciclar para todos los flujos de residuos y la implementación del pago por generación, según Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, entidad que en España gestiona el reciclaje de envases domésticos.

Y es que los envases domésticos son solo uno de los flujos de residuos, representando el 8% del total de los residuos urbanos en España, pero que en cambio suponen una cuarta parte de lo que se recicla. «Estamos tirando del reciclaje en nuestro país, pero es necesario que los demás flujos de residuos (envases comerciales, textil, residuos plásticos que no son envases, etc) se incorporen al sistema«, insiste Martín.

Así, los datos de reciclaje de envases domésticos (contenedor amarillo para envases de plástico, latas y briks, y azul para envases de papel y cartón) correspondientes al año 2017 revelan que se reciclaron casi 1,4 millones de toneladas de envases, que representa un aumento del 3,5% con respecto a 2016. Estas cifras se traducen en una tasa de reciclaje de los envases domésticos del 77,1%, siendo los residuos sólidos urbanos (RSU) más reciclados en el país.

Las latas, lo que más se recicla

Por tipo de material, los envases de plástico alcanzaron una tasa de reciclado del 69,7%, tres puntos más con respecto al año anterior; los envases metálicos, como las latas de refrescos o conservas, aumentaron su cifra en dos puntos porcentuales, hasta llegar al 86,7%; mientras que la cifra de los envases correspondientes al contenedor azul, los de papel y cartón, fue del 81,1%.

La voluntad de los ciudadanos en este asunto es vital para la consecución de los objetivos del sistema de recogida selectiva de residuos en España, y por eso desde Ecoembes intentan ponerlo lo más fácil posible, pero sin perder de vista la eficacia y eficiencia del sistema. Así, el número de contenedores amarillos y azules puestos a disposición de los ciudadanos ascendió a los 591.124 (13.000 más que el año anterior), lo que permite que prácticamente el 100% de la población tenga acceso a la recogida selectiva. Esto es más o menos un contenedor cada cien metros, o un contenedor por cada 117 habitantes en el caso del amarillo, y cada 215 habitantes en el caso del azul, matizó Martín.

Para ser más eficientes y con el único fin de llevar el reciclaje a todas las esferas del ciudadano, Ecoembes incide en la búsqueda de envases, además de en los hogares, en otros flujos y nichos donde se genera, poniendo el foco en lugares donde se da una gran afluencia de personas, como festivales de música, hoteles, aeropuertos, centros penitenciarios, hospitales, colegios, bares y restaurantes, estadios de fútbol y circuitos, entre otros, donde se instalaron 30.400 puntos de reciclaje adicionales.

Un esfuerzo colectivo que ha dado sus frutos, como así lo demuestra el hecho de que, en 2017, cada ciudadano depositara 13,96 kilos en el contenedor amarillo y 16,1 kilos en el azul, lo que supone un incremento respecto a 2016 del 5,76% y del 3,87% respectivamente. Traducido a número de envases por habitante al año, las cifras ascenderían a 1.142 en el caso de los envases del amarillo y a 644 en los del azul.

Beneficios ambientales

Reciclar tiene unos beneficios medioambientales muy claros y directos. Así, durante el año pasado no solo se dejaron de utilizar 1,3 millones de toneladas de materias primas –que alcanzaría para fabricar 47 millones de bicicletas-, sino también se ahorraron 20,15 millones de metros cúbicos de agua, el equivalente a la cantidad media de agua que bebe el conjunto de la población durante siete meses, y 5,8 millones de megavatios/hora de energía eléctrica. Además, se evitó la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o, lo que es lo mismo, las emisiones de un tercio de la población del país en el trayecto por carretera Madrid-Barcelona.

Para continuar animando a la ciudadanía a reciclar cada vez más y mejor y para conmemorar el Día Mundial del Reciclaje, Ecoembes ha lanzado la iniciativa #VerdesPorDentroYPorFuera, a la que se han sumado ayuntamientos de toda España iluminando de verde sus edificios más emblemáticos. Así, hoy han amanecido iluminadas desde la Cibeles de Madrid hasta el Ayuntamiento de Málaga, pasando por el Teatro Campoamor en Oviedo.