Sociedad

La Ertzaintza investiga la muerte de un niño de 12 años que se precipitó al vacío en Eibar

Las primeras investigaciones apuntan a que se trata de un suicidio motivado por los abusos que había recibido en los últimos meses

El barrio de Urkizu, donde residía el pequeño
El barrio de Urkizu, donde residía el pequeño - ABC

La Ertzaintza investiga la muerte de un niño de 12 años que el pasado miércoles murió al precipitarse desde un tercer piso en Eibar. Fuentes del Departamento de Seguridad vasco afirman que las primeras pesquisas apuntan a que se trata de un suicidio, si bien aún no han confirmado las razones que llevaron al pequeño a saltar al vacío.

La localidad vive estos días consternada ante el dramático e inesperado suceso, que tuvo lugar la tarde del pasado miércoles en el barrio de Urkizu. Según las primeras averiguaciones, el joven llegó a su casa y esperó a que sus padres se marcharan. Una vez solo, saltó a la calle desde el tercer piso. Las autoridades sanitarias no pudieron hacer nada para salvarle, pues el pequeño murió poco después debido a la gravedad de las heridas.

Su cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde los forenses le realizaron los exámenes pertinentes.

Todo apunta a que algunos jóvenes de la zona habían estado acosando al chico durante los últimos meses. Según ha podido saber El Diario Vasco, el fallecido dejó una nota en la que escribió el nombre y los apellidos de tres menores a los que, supuestamente, responsabilizó de su fatal decisión.

Por el momento, fuentes de la investigación descartan que los abusos se produjeran en el centro en la ikastola Mogel Isasi, el centro educativo en el que estudiaba. Por el contrario, al menos uno de los agresores podría ser compañero de balonmano, deporte que el pequeño practicaba.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios