Cumbre del Clima

EE.UU. presenta su hoja de ruta para recortar un 80% el CO2 en 2050

La UE reconoce que no presentará su plan de descarbonización para mitad de siglo al menos hasta 2018

El secretario de Estado, John Kerry
El secretario de Estado, John Kerry - REUTERS
Araceli Acosta - @Araceli_Acosta_ Enviada Especial A Marrakech - Actualizado: Guardado en:

La Administración Obama parece no querer que nadie empañe el trabajo realizado y el liderazgo que Estados Unidos ha mantenido en la lucha climática en los últimos años. Por eso han presentado ante la Convención de la ONU de Cambio Climático su hoja de ruta a 2050 para cumplir con su compromiso a esa fecha de reducir un 80% sus emisiones de gases de efecto invernadero. La presentación de estas sendas de descarbonización a 2050 quedó recogida en el Acuerdo de París, invitando a los países a presentarlas lo antes posible.

El primero en hacerlo fue Alemania, el pasado lunes, con un objetivo de reducción de entre el 80-95% para mitad de siglo sobre el nivel de emisiones de 1990. Y el segundo ha sido Estados Unidos, que para 2020 tiene un compromiso de reducción de emisiones del 17%, que aumentará a un 26-28% en 2030, y que en 2050 espera alcanzar el 80%, en todos los casos con respecto a sus emisiones en 2005. Es evidente que cuando el presidente electo Donald Trump coja las riendas del país podrá hacer con este documento lo que quiera, pero la Administración Obama no ha querido dejar de presentar un plan en el que llevan tiempo trabajando y que les lleva a cumplir con lo que acordaron en la Cumbre del año pasado en París.

Se espera que este jueves otros países presenten también sus sendas de descarbonización, como México, Cánadá, Perú y Chile, entre otros. La Unión Europea, por su parte, no presentará por ahora este plan de descarbonización a 2050. Según explicó a ABC el comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, la UE ya tiene una hoja de ruta a 2050, aunque está realizada con el objetivo de no aumentar 2ºC y habría que actualizarlas a los 1,5ºC, algo que no harán al menos hasta 2018, hasta contar con estudios de impacto económico y social y con las guías que ese año publicará el Panel de Expertos de Cambio Climático (IPCC).

El Panel de Expertos del Cambio Climático (IPCC) dejó claro en su quinto y último informe de Evaluación que solo una reducción drástica de las emisiones nos permitirá contener el aumento de temperatura en 2 grados centígrados sobre el nivel preindustrial para final de siglo, que es el nivel considerado “seguro” por los científicos. Y que para ello hay que reducir un 40-70% el CO2 en 2050. Una visión a largo plazo que es vital para llegar a emisiones netas igual a cero en 2100, pero que hasta la Cumbre de París el año pasado había ido entrando y saliendo de los documentos de negociación internacional de lucha contra el cambio climático, centrados en el objetivo principal a 2030.

John Kerry, rotundo

Mientras tanto, el verdadero protagonista este miércoles en la Cumbre del Clima de Marrakech fue el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien realizó una intervención de lo más aplaudida. Tras pasar revista a los perniciosos y graves efectos que el calentamiento global va a tener en el planeta, Kerry afirmó que los compromisos climáticos alcanzados por su país «no pueden ni van a ser revocados».

En este sentido, dijo que «una abrumadora mayoría» de los estadounidenses sabe que el cambio climático está ocurriendo y quieren que Estados Unidos cumpla con los compromisos derivados del Acuerdo de París. «Nadie tiene derecho a tomar decisiones (sobre políticas climáticas) basadas solamente en ideologías», en una clara alusión a Trump, cuyo nombre no pronunció ni una sola vez durante su intervención.

Poco antes de su intervención, más de 360 empresas, la mayor parte norteamericanas, publicaron una carta en la que piden al presidente electo, Donald Trump, que respete el Acuerdo de París.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios