Reuters

Doce camellos descalificados de un concurso de belleza en Arabia Saudí por llevar botox

Para valorar el atractivo de este animal se considera clave que cuente con unas orejas delicadas y una nariz grande

Actualizado:

No se trata de un concurso de mascotas más. En Arabia Saudí, se toman muy en serio lo de elegir a sus camellos más bellos. Teniendo en cuenta que el Festival de Camellos Rey Abdulaziz reparte más de 50 millones de dólares en premios no es de extrañar que los miren con lupa para evitar trampas. Y este año se han topado con una que ha provocado un gran escándalo: 12 de los camellos que se presentaban habían sido tratados con bótox para hacerlos más atractivos a la vista de los jueces.

Para valorar la belleza del camello se considera clave que cuente con unas orejas delicadas y una nariz grande. El concurso, que este año se celebra a las afueras de Riad, tiene unas normas claras: nada de fármacos en los labios, o partes afeitadas o recortadas del cuerpo.

En esta edición del festival más grande en el Golfo, en el que participan hasta 30.000 camellos, han pillado a un veterinario haciéndole la cirugía estética a doce de estos animales a los que también había inyectado botox en su clínica, según reportan los medios saudíes.

«Usan botox para los labios, la nariz, los labios superiores, los labios inferiores e incluso la mandíbula», explicó Ali al-Mazrouei, hijo de un criador de camellos emiratíes, en el diario UAE National. La razón es que estas intervenciones hacen que la cabeza esté más hinchada. «Cuando llega el camello es como: 'Oh, mira lo grande que es esa cabeza. Tiene labios grandes y una gran nariz'», señala.

Los jueces también evalúan la estructura corporal del camello: donde se ubican las jorobas, su musculatura y la apariencia de la boca.

Tras la descalificación de los tramposos, el juez principal del festival, Fawzan al-Madi, explicó a Reuters: «El camello es un símbolo de Arabia Saudita. Solíamos preservarlo por necesidad, pero ahora lo conservamos como un pasatiempo».