Expertos estiman que el 81% de las empresas españolas no cumplen con el 2% de empleos reservados para este colectivo - VANESSA GÓMEZ

Discapacidad y empleo, aún demasiadas piezas por encajar

La contratación ha crecido en los últimos años, pero la tasa de paro es superior al 31%

MadridActualizado:

Hoy se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, un colectivo que se ha beneficiado en lo que llevamos de año de 92.586 contratos, un 13% más que en 2016 cuando se firmaron 81.918 contratos, casi el doble que en 2010. La mayoría concentradas en Andalucía (15.923), Madrid (13.848) y Cataluña (12.670); según un estudio de la Fundación Randstad. Este informe también apunta que apenas el 18,9% de las contrataciones realizadas este año son indefinidas por el 26,3% de 2010. Como recuerda el cantante de rap y actor Juan Manuel Montilla «El Langui», el camino no es fácil para este colectivo.:

El artista protagoniza la última campaña de sensibilización de la Fundación Adecco y el IE junto a 165 empresas -«El consultor del buen rollo»- sobre el difícil primer día de oficina de un empleado discapacitado. «Más alla de las barreras arquitectónicas, están los perjucios de la compasión, de la no inclusión», asegura «El Langui» sobre un colectivo cuya tasa de paro se situó en el 31% en 2015, según las estimaciones más recientes del INE. Lo que supone 9,1 puntos más que la tasa de la población sin discapacidad.

Desde la consultora Leialta, estiman que el 60% pertenecerían al colectivo de «desempleados de larga duración». Por otra parte, según un estudio reciente de esta consultora, la mayoría de los trabajadores con discapacidad son asalariados (89,7%), con un contrato indefinido (77,5%) y a jornada completa (84,4%) en el sector servicios (80,6%), en ocupaciones elementales. Precisamente desde 2013, la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social obliga a las empresas con más de 50 trabajadores a reservar un 2%de los puestos de trabajo a este colectivo.

Lo que, según Leialta, incumplen el 81% de las empresas españolas. Sobre los motivos su socio director, Javier Martínez, apunta que se debe «al desconocimiento de las pymes» de los procedimientos para contratar a estas personas a través de asociaciones, fundaciones o un Centro Especial de Empleo (CEE). Además de lo que denomina como «el miedo a lo desconocido» o el absentismo laboral, cuando según este experto, es «igual o inferior» al de las personas sin discapacidad.

En este sentido, Martínez advierte que a la hora de contratar a miembros de este colectivo se han de considerar «no sólo las competencias del puesto sino también las físicas, psíquicas y sensoriales», y que se pueden hacer a través de asociaciones, fundaciones o un Centro Especial de Empleo (CEE). Sobre esta última alternativa, el responsable de Leialta ha recordado que para crear un CEE hay que, entre otros requisitos, presentar un plan de negocios y que un 70% de los empleados tengan alguna discapacidad física, psíquica o sensorial igual o superior al 33%. Como ventajas, añade Martínez , «entre ayudas y subvenciones puede suponer un ahorro de hasta el 75% en los costes laborales».

Cuestión de voluntad

Para «El Langui», quien también está impartiendo charlas a altos directivos que participan en la campaña de Fundación Adecco, la voluntad juega su papel ya que lo importante es que los futuros empleados «crean en ellos mismos, si no se lo creen es difícil que lo haga el resto». Para el actor y cantante, «si no pones los medios y rompes barreras, muy poca gente lo va a hacer por ti». Precisamente, según el informe de Leialta, las principales barreras para los discapacitados son «los motivos de salud o enfermedad» (56,7%), la falta de oportunidades (54%), su cualificación (32,6%) y «las limitaciones en las actividades básicas» (29,1%).

A pesar de todo, hay ejemplos de empresas que avanzan. En la cadena de tiendas Sprinter, dedicadas a la ropa deportiva, desde hace dos años impulsan la integración de trabajadores con dispacidad. En sus 137 tiendas en España, ya se han incorporado a 49 empleados. En palabras de su directora de Recursos Humanos, Susana López y la responsable de Gestión del Talento, Reyes Llence, «estamos en un momento de transformación y queremos impulsar la inclusión».

En este terreno, ya trabajan con asociaciones en programos de formación, así como en la sensibilización desde el principio de los procesos de selección con el gestor de equipo y el jefe de tienda.«No consiste en tratarles de forma diferente, para nosotros es como cualquier otro perfil cualquiera», comentan ambas expertas quienes reconocen que muchas veces las barreras no las tienen ellos sino nosotros mismos.