Sanidad Dinamarca aprueba el uso del cannabis con fines terapéuticos

La medida entrará en vigor en 2018 para pacientes de oncología y escelrosis múltiple entre otros

Plantación de Marihuana
Plantación de Marihuana - EFE
CARMEN CALVO Copenhague - Actualizado: Guardado en:

El gobierno danés ha anunciado que, a partir de 2018, los médicos podrán recetar marihuana para algunos pacientes que sufren cáncer, a fin de mitigar los efectos de la quimioterapia, esclerosis múltiple, dolor crónico o daños en la médula espinal. La ministra de Sanidad, Sophie Løhde, indicó que se ha establecido un periodo de cuatro años como prueba y que, a finales de 2022, los políticos evaluarán los resultados para decidir si la medida se prorroga de forma definitiva. El objetivo de esta nueva ley es que los pacientes que se medican con esta droga ilegal puedan conseguirla en condiciones legales y bajo control médico.

«El proyecto piloto, que empezará el 1 de enero de 2018, permitirá que algunos pacientes que, en la actualidad, se automedican sean tratados de manera legal con marihuana dentro del sistema de salud», explica el comunicado de prensa del ministerio. Además, este experimento, para el que, de momento, se han destinado 3 millones de euros, permitirá conocer mejor sus efectos secundarios. «Lo esencial para mí, como Ministra de Sanidad, es la seguridad de los pacientes», ha explicado Løhde.

May Britt Kattrup, portavoz de la Alianza Liberal, uno de los partidos que más ha defendido la legalización de la marihuana con fines terapeúticos, se ha mostrado muy satisfecha «de que algunos de los pacientes que hoy en día se automedican, puedan conseguir cannabis de forma segura y sin ser criminalizados».

Faltan estudios

Sin embargo, el presidente de la Asociacion de Médicos Andreas Rudkjøbing se ha manifestado contra la medida. «Es preocupante que ahora los políticos decidan que un producto tiene un uso médico, a pesar de que no hay todavía suficiente evidencia de su eficacia. No hay informes sobre efectos secundarios, interacciones con otros medicamentos, dosis, duración del tratamiento o efectos a largo plazo», explica en el diario Politiken. Para Rudkjøbing es positivo que los pacientes se sientan mejor cuando consumen cannabis y comprende que es un problema, tanto para los pacientes como para la sociedad, tener que comprarlo de manera ilegal, pero considera que el gobierno incumple las reglas habituales para la aprobación de un medicamento. «Sabemos por distintos estudios que la marihuana tiene muchos efectos perjudiciales especialmente con un uso prolongado. Puede causar adición, ansiedad, enfermedad mental o aumentar el riesgo de accidentes de tráfico, entre otros», dice el representante de los médicos.

Este programa piloto del gobierno responde a una demanda de la sociedad danesa que en un 88 por ciento apoya la legalización de la marihuana con fines terapéuticos, según algunas encuestas llevadas a cabo recientemente. Durante estos catorce meses hasta que entre en vigor la ley, la sanidad danesa buscará proveedores que produzcan la droga de manera legal a fin de tener existencias para recetarla.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios