Policía Nacional Ángel de Antonio

Detienen en Palma a una pareja de turistas que dejaba a sus dos hijos en el hotel para irse de copas

La Policía Nacional arrestó a los progenitores como presuntos autores de un delito de abandono de menores

Palma de MallorcaActualizado:

La Policía Nacional detuvo ayer en Palma a una pareja de turistas, de nacionalidad británica, como presuntos autores de un delito de abandono de menores. Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Baleares este viernes a través de un comunicado, el servicio de seguridad de un hotel de la Playa de Palma fue avisado en la madrugada de ayer del «estado de abandono de unos menores por parte de sus padres» y puso los hechos en conocimiento de la Policía Nacional.

Según se indica en el comunicado, la citada familia de turistas, compuesta por los dos adultos mencionados y por sus dos hijos, había llegado de vacaciones a Mallorca dos días antes. Al parecer, desde su llegada los progenitores estaban «habitualmente bebidos» y solían marcharse del establecimiento hotelero «durante todo el día y dejando allí a sus hijos». Los dos niños tienen cinco y once años de edad, respectivamente. En principio, la familia tenía previsto permanecer dos semanas en la isla.

La pareja había sido advertida ya de «lo ilícito» de su conducta por parte del servicio de seguridad. En ese contexto, los progenitores convencieron a otra pareja de turistas británicos, «a los que no conocían», para que se hicieran cargo de sus hijos «mientras ellos se iban a consumir alcohol» por diferentes locales de la Playa de Palma, «regresando por la noche totalmente bebidos».

En manos del juez

Esa circunstancia se volvió a reproducir ayer. Además, la madre agredió a la mujer «que había quedado cuidando de sus hijos, hasta el punto de que tuvieron que intervenir los vigilantes de seguridad del establecimiento hotelero, poniendo a continuación los hechos en conocimiento de la Policía Nacional».

La patrulla policial desplazada hasta el hotel procedió, una vez constatados los hechos, a la detención de los progenitores de los dos niños. Los agentes comprobaron además que la turista que se había hecho cargo de los menores durante unas horas «también se encontraba bajo los efectos del alcohol».

En el día de ayer, la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional se hizo cargo de la protección de los dos menores y puso a disposición judicial a sus padres. El magistrado deberá decidir ahora si los dos niños tendrán que ser acogidos de forma provisional por el Consell de Mallorca o si podrán volver con sus padres una vez que sean puestos en libertad.