Las bebidas energéticas incrementn el rendimiento y la capacidad de concentración, aunque su consumo habitual puede dañar la salud a largo plazo
Las bebidas energéticas incrementn el rendimiento y la capacidad de concentración, aunque su consumo habitual puede dañar la salud a largo plazo - ARCHIVO ABC

Así destrozan las bebidas energéticas tu cuerpo

La cafeína es como una droga: a las doce horas de consumirla puede provocar síntomas característicos del síndrome de abstinencia, como dolor de cabeza e irritabilidad

MADRIDActualizado:

Las bebidas energéticas; compuestas por cafeína, taurina y guaraná se popularizaron hace 20 años entre deportistas de alto rendimiento que querían mejorar su estado físico. Aunque, con el paso del tiempo, estos productos han empezado a consumirse con otro tipo de objetivos: para aguantar noches de estudio o de fiesta. Sin embargo, un estudio que hizo la Universidad de Bonn (Alemania) en 2013 demuestra que no son los mejores aliados del corazón, ya que alteran el ritmo cardiaco. Según reveló la institucuión, los adultos sanos que consumen este tipo de bebidas registran un aumento significativo de las contracciones del corazón una hora más tarde.

Otro análisis realizado por la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, Maryland) un año más tarde indicó que, además, el abuso de estos líquidos, sumado a la falta de ejercicio físico, daña la salud a largo plazo: además de cambios en el ritmo cardíaco, del aumento de adrenalina o de deshidratación; también pueden dar lugar a alteraciones en el sistema nervioso o en los riñones. Pero, ¿de verdad es tan perjudicial? ¿Qué es lo que ocurre exactamente en tu cuerpo cuándo te tomas una lata de bebida energética?

Después de 10 minutos

Te tomas una bebida energética. A los diez minutos comenzará a hacerte efecto: la cafeína habrá entrado en tu sistema sanguíneo. Aumentarán tus pulsaciones y la presión de la sangre.

Entre 14 y 45 minutos más tarde

El nivel de cafeína en tu sistema sanguíneo ha llegado a su punto álgido. Te sentirás en alerta, cada vez más, a medida que los estimulantes empiezan a hacer su efecto. Tu capacidad de concentración mejorará de forma notable.

Entre 30 y 50 minutos más tarde

Tu cuerpo ya habrá absorbido toda la cafeína y tu hígado responderá aspirando más azúcar procedente de tu sistema sanguíneo.

Una hora después

Experimentarás un estallido de azúcar al mismo tiempo que los efectos de la cafeína empezarán a decrecer. Te comenzarás a sentir más cansado, tus niveles de energía bajarán.

Entre cinco y seis horas más tarde

La cafeína habrá llegado al ecuador de su vida: tu sistema sanguíneo habrá reducido su contenido al 50 %. Las mujeres sometidas a tratamiento anticonceptivo necesitarán el doble de tiempo para llegar a este punto.

Doce horas después

Es el tiempo que se necesita para eliminar toda la cafeína del organismo. Aunque esto dependerá de muchos factores: desde la edad hasta la actividad física.

Entre 12 y 24 horas después

La cafeína es como una droga y quien consume productos que la contienen de forma continua podrá sufrir los síntomas del síndrome de abstinencia en este periodo de tiempo: dolor de cabeza, irritabilidad y estreñiminto.

Entre siete y doce días después

Estudios han demostrado que es el tiempo que necesita tu cuerpo para hacerse olerante a una dosis regular de cafeína.