Vídeo: El río Sena, desbordado - J.P. QUIÑONERO

La crecida del Sena en París, a punto de alcanzar registros históricos

El río ya ha alcanzado 5 metros, cerca de los 6 metros y 10 centímetros de hace año y medio

Corresponsal en ParísActualizado:

Antes de llegar a ser una amenaza, la crecida del Sena se ha convertido en una atracción turística, cuando las inundaciones afectan en distinta medida a una veintena de departamentos de Francia.

En París y su periferia, la crecida del Sena ha forzado el cierre temporal (de miércoles a viernes) de la línea C del RER (tren de cercanías), aunque no se teman catástrofes mayores, por ahora.

La última gran crecida del Sena data de 2016, cuando el río «creció» 6 metros y 10 centímetros. Hasta hoy, la nueva crecida solo ha alcanzado 5 metros, pero se considera bastante posible que el Sena siga creciendo hasta el fin de semana, cuando la crecida pudiera batir un nuevo récord, quizá.

Los servicios de medio ambiente del Estado y la alcaldía de París vigilan la evolución del Sena, sin tomar medidas «alarmistas». Durante la crecida del 2016, el Museo del Louvre tuvo que tomar medidas excepcionales, para proteger algunos de sus fondos. Hasta hora, la dirección general de los museos de Francia no ha tomado medidas excepcionales.

A la espera de acontecimientos, la crecida del Sena se ha transformado en un espectáculo turístico. Aquí y allá, el río toma desde los puentes una dimensión «poética» que encanta a las parejas de recién casados, novios, amantes o familias en busca de distracción o recreo bueno, bonito y barato.