El Papa se ha colocado motivos mapuches en sus ropajes como prueba de reconciliación, reconocimiento y solidaridad con el pueblo indígena de Chile
El Papa se ha colocado motivos mapuches en sus ropajes como prueba de reconciliación, reconocimiento y solidaridad con el pueblo indígena de Chile - AFP

Continúan los ataques incendiarios en el Chile que recorre el Papa Francisco

Dos ataques incendarios en iglesias más y un policía herido de bala son el resultado

Actualizado:

Dos capillas pasto de las llamas y dos helicópteros destruidos, se sumaron a la serie de incidentes que rodean la visita del Papa, antes y durante su estancia en Chile. En simultáneo, las protestas violentas y manifestaciones de repudio a la presencia del Pontifice fueron sofocadas con la intervención de un formidable dispositivo de seguridad y camiones cisterna. Los carabineros detuvieron a medio centenar de manifestantes.

A los nueve actos de vandalismo en iglesias, afiches con amenazas y concentraciones de protesta anteriores, se sumaron en las últimas horas los hechos mencionados. En esta ocasión, los más graves se registraron en la región de la Araucanía, territorio mapuche que Francisco incluyó en su gira de tres días por el país andino. De madrugada, horas antes de que Francisco se trasladara desde Santiago a Temuco, donde ofició una misa multitudinaria, la capilla de una de las carreteras que une Panguipulli y Lican Ray, unos 300 kilómetros al sur fue incendiada. En otro sector, en Collipulli, otra parroquia también ardió. Las llamas se propagaron a una gimnasio y una escuela. En este suceso, se hallaron pancartas con demandas de la liberación de presos mapuches por actos terroristas.

Más tarde, en la región limítrofe de Bio Bio, en la base La Colcha, a unos 300 kilomestros de Temuco, desconocidos entraron a los tiros y destruyeron los helicópteros mencionados. Los aparatos formaban parte del equipamiento para combatir los incendios forestales. También aquí se hallaron panfletos con consignas sobre la propiedad de la tierra mapuche. «Fuera Forestales de nuestro territorio», rezaba una de ellas firmada por la Coordinadora Arauco-Malleco, organización mapuche violenta especialista en atentados e incendios a objetivos religiosos y civiles en la Araucanía y Bio Bio.

Con poco espacio de tiempo de diferencia, durante el cambio de guardia del cuerpo de Carabineros, en la ciudad de Victoria, uno de ellos recibió un impacto de bala en la espalda. El hombre salvó la vida gracias al chaleco antibalas pero permanece hospitalizado. No está confirmado que el ataque esté directamente relacionado con la visita del Pontífice. En esa zona no es extraño enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y sujetos de las organizaciones mapuches radicalizadas.

Hasta el momento, en ninguno de los ataques sufridos a objetivos de la Iglesia ha habido que lamentar víctimas aunque los daños son cuantiosos. El rechazo a la visita del Papa a Chile se ha traducido en estos actos de violencias y mensajes intimidatorios cuando no, directamente, amenazas de muerte contra el Papa argentino. «La única iglesia que ilumina es la que arde» o «la próxima bomba será en tu sotana», son algunos de los que no se olvidan.