¿Cómo detectar un ictus en casa?

Síntomas y pautas para saber cuándo hay que llamar a urgencias

MadridActualizado:

El 90% de los ictus se puede prevenir con control y tratamiento de los factores de riesgo, pero en caso de producirse es vital reconocer los síntomas y actuar a tiempo porque cada minuto cuenta. Por eso el proyecto «Héroes en casa» pretende informar y formar a los jóvenes sobre la enfermedad para que la conozcan y sepan cómo proceder si le ocurre a algún adulto de su entorno.

La asociación Freno al Ictus es la impulsora de esta iniciativa que ha presentado esta semana, con el apoyo de la Sociedad Española de Neurología (SEN). El proyecto tiene por objetivo que los jóvenes adquieran conocimiento sobre cómo detectar dicha enfermedad, y el protocolo que se debe seguir.

Hipertensión, colesterol elevado, tabaco, alcohol, drogas, arritmias cardiacas, obesidad, inactividad física, vida sedentaria y estrés son los factores que incrementan el riesgo de sufrir un ictus.

Entre las señales que deben poner alerta están la pérdida de fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo, problemas de expresión o de entendimiento, alteración de la visión, dolor de cabeza inusual y que se caiga un lado de la cara.

Si estamos con alguien a quien creemos que le ha dado un ictus, tenemos que hacerle tres preguntas para confirmar que hay algo que no va bien: pedirle que sonría, que levante los brazos, y pedir respuesta a una pregunta. Si alguna de las respuestas no es normal, hay que llamar al 112 sin esperar a que se pasen los síntomas. Lo siguiente es colocar la cabeza en los hombros, un poco elevada; anotar la hora de inicio de los síntomas; no dar ni de comer ni beber, el paciente podría atragantarse; no dejar solo al afectado; no dar medicamentos, y dejar la puerta abierta para que puedan entrar los médicos.

El ictus es la segunda causa de muerte en España y la primera entre las mujeres. Cada año se registran unos 120.000 nuevos casos, de los que la mitad de ellos padecen secuelas o fallecen, según ha explicado la doctora María Alonso de Leciñana, de la SEN, quien ha indicado que los que sobreviven son aquellos que han sido tratados a tiempo.

Para la experta, educar a los niños en esta materia es «fundamental» y ha valorado el proyecto, ya que los menores «son el futuro».

El presidente de la asociación Freno al Ictus, Julio Agredano, ha explicado que para una buena prevención de la enfermedad ésta tiene que conocerse más y el proyecto quiere que sean los niños los que «cambien la situación» concienciando a los adultos sobre ella.