Sociedad

Cinco mujeres que han vencido al cáncer se lanzan a una travesía por el Atlántico

Yolanda, Carmen, Susana, Patricia y Marian quieren demostrar que después de esta enfermedad «hay mucha vida»

Cinco mujeres que han superado un cáncer se han unido para cruzar el Océano Atlántico, desde Valencia hasta la isla Martinica en poco más de 15 días, a bordo de un velero
Cinco mujeres que han superado un cáncer se han unido para cruzar el Océano Atlántico, desde Valencia hasta la isla Martinica en poco más de 15 días, a bordo de un velero - EFE
María Isabel Serrano Madrid - Actualizado: Guardado en:

Marian, Yolanda, Patricia, Susana y Carmen se han agarrado a la vida como cinco lapas. Y han vencido al cáncer. Cuatro eran de mana y uno de útero. Hoy, llenas de vida y con su mensaje de esperanza, emprenden una travesía por el Océano Atlántico, hasta la Isla Martinica, para demostrar que han sacado la parte positiva de la enfermedad, que le han ganado la partida al «bichito», como ellas le llaman, y que es necesario un mayor esfuerzo de los presupuestos públicos para la investigación. El 6 de noviembre levan ancla en Valencia; el 16 ponen rumbo desde Tenerife a Martinica. Será un viaje de cartoce días a través de la inmensidad del mar.

Esta aventura, diseñada por Trex Exploring, se llama #RetoPelayoVida16 porque está patrocinada por la citada compañía aseguradora y apoyada, entre otros, por Quirón Salud, el Consejo Superior de Deportes y la Fundación Vencer el Cáncer. A bordo del buque Cannoball, y junto a las cinco valientes, viajan médicos y expertos en navegación.

El martes, Marian, Yolanda, Patricia, Susana y Carmen mostraron sus rostros. Alegres, seguras y muy optimistas por su estado de salud, vestían el "uniforme" de la expedición (camisa blanca y pantalones azules) pero que adornaban con tacones, botas plateadas o zapatos dorados y una común sonrisa de oreja a oreja.

«No vamos a dar nuestros apellidos», decía Yolanda, la portavoz del grupo. «Hay muchos enfermos anónimos, hombres y mujeres, que ahora están pasando por lo mismo que pasamos nosotras. Ellos son los importantes». El mensaje de estas cinco mujeres es, como insistían, el de la esperanza. «Hemos salido fortalecidas --señalaba a ABC Susana-- y ahora vivimos el presente, disfrutamos de las cosas más pequeñas de la vida: una reunión familiar, los hijos, la pareja, un paseo...". Susana congeló dos ovocitos y está esperando erradicar los efectos de la quimioterapia para ser madre.

Para las cinco, «el Atlántico no nos da miedo después del máster que hemos hecho», decían a unísono. De hecho, Carmen, que ha sido la última en incorporarse por culpa del tratamiento, lo tendrá que seguir a bordo. Pero está feliz e ilusionada, como sus cuatro compañeras, que dicen entenderse «con sólo mirarnos a los ojos» porque compartir una experiencia como el cáncer, verse sanas y poderle gritar a los cuatro vientos que tienen vida para rato, une mucho más de lo que se puede pensar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios