Sociedad

Cataluña retrasó deliberadamente el envío del protocolo de enterovirus

Comín afirma que informó sobre el brote de enterovirus cuando tuvo «certezas»

Un hombre limpia un aula para prevenir la aparición de enterovirus
Un hombre limpia un aula para prevenir la aparición de enterovirus - REUTERS
EFE Barcelona - Actualizado: Guardado en:

El conseller de Salud, Antoni Comín, se ha defendido este jueves de las críticas de la oposición por haber tardado varios días en informar sobre el brote de enterovirus y ha asegurado que no lo comunicó hasta que tuvo certezas y base científica para hacerlo para evitar así «generar alarma».

Comín ha comparecido este jueves en el Parlament en la Comisión de Salud a petición propia para dar explicaciones sobre la respuesta asistencial que se ha dado a lo largo de las últimas semanas ante la aparición de casos de afectaciones neurológicas agudas en niños por enterovirus.

El Departamento de Salud envió un protocolo de actuación ante cuadros neurológicos agudos por enterovirus a toda la red hospitalaria, así como al servicio telefónico 061 CatSalut Responde para que pudiera responder las dudas de los ciudadanos.

Durante los días siguientes, el protocolo se actualizó hasta tres veces a medida que se disponía de mayor conocimiento científico sobre el episodio: «La ciencia necesita tiempo para poder responder con certezas -ha defendido Comín-, y la precipitación es enemiga del análisis científico necesario para abordar esta situación».

«La comunicación fiable de los casos de enterovirus necesita esta base científica», ha proseguido el conseller, quien ha reiterado que los laboratorios requieren tiempo para analizar los casos detectados, por lo que la comunicación pública del brote se hizo cuando ya existía capacidad para «dar respuestas».

«Debidamente informados»

Según el titular de Salud, «habría sido una irresponsabilidad informar del episodio sin determinar con certeza si el número y la situación de los casos era excepcional», y ha asegurado que «todo el mundo -instituciones, médicos y expertos- estuvo de acuerdo en actuar de este modo».

Comín ha explicado que los profesionales médicos estaban «debidamente informados», por lo que el hecho de no comunicarlo de forma pública «en ningún caso ha debilitado la respuesta asistencial».

«La complejidad de situaciones como esta hace que cualquier decisión tenga inconvenientes», ha reconocido Comín, pese a que ha asegurado que no rectificaría ninguna de las decisiones que ha tomado y ha negado que haya actuado con «opacidad y oscuridad informativa».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios