Las sanciones por incumplir la norma alcanzarán los 100.000 euros
Las sanciones por incumplir la norma alcanzarán los 100.000 euros

El campeonato de Baleares de tiro al pichón «emigra» a Valencia

La entrada en vigor de la nueva ley de protección animal del Ejecutivo de Armengol ha obligado a la Federación Balear de Caza a tomar esta decisión

Palma de MallorcaActualizado:

La Federación Balear de Caza ha decidido organizar este año el campeonato regional de tiro al pichón y también el de tiro a la codorniz en la Comunidad Valenciana. Según adelantó este jueves «Diario de Mallorca» y ha podido confirmar ABC, el cambio de ubicación ha sido provocado por la reciente aprobación, en julio del pasado año, de la Ley de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales en las Islas Baleares, coloquialmente conocida como la ley de toros «a la balear».

Dicha norma no prohíbe expresamente los festejos taurinos en el Archipiélago, si bien establece que durante su desarrollo no se puede maltratar, herir o matar a las reses. Estas limitaciones se hacen extensivas a otros animales en la disposición adicional primera de la citada ley autonómica. Así, se señala que «con carácter específico» se prohíben diversas actividades, entre ellas, «la celebración de competiciones de tiro al pichón y codorniz, a brazo o palomero, a brazo mecánico o tubo, o a jaula». Las sanciones previstas, en caso de incumplimiento de la ley, pueden alcanzar hasta los 100.000 euros.

Fernando Gómez

Cabe recordar, en este contexto, que en noviembre del pasado año el Tribunal Constitucional (TC) acordó suspender cautelarmente varios preceptos de la mencionada ley autonómica, tras ser aceptado a trámite el recurso presentado por el Gobierno central. Los artículos suspendidos ahora de forma provisional están relacionados únicamente con la celebración de las corridas de toros, por lo que siguen vigentes en su integridad la mayoría de artículos y también la mencionada disposición adicional primera. El Ejecutivo balear, que preside la socialista Francina Armengol, presentó sus alegaciones al Constitucional en diciembre a través de la Abogacía de la Comunidad.

Un cambio obligado

En declaraciones a ABC, el presidente de la Federación Balear de Caza, Pedro Bestard, confirmó este jueves que el campeonato de Baleares de tiro al pichón se celebrará en la Comunidad Valenciana en marzo, en concreto, el día 24 en Llíria y el día 25 en Cheste. Por lo que respecta al campeonato de tiro a la codorniz, se celebrará más adelante, también en Valencia, los días 23 y 24 de junio. Bestard recordó que en Baleares existen en la actualidad unas 17.000 licencias de caza, de las cuales 6.000 son federativas.

Hasta el momento hay ya unas 30 personas inscritas para participar en ambas competiciones, si bien Bestard destacó que se espera una gran afluencia de aficionados desde Baleares hasta la Comunidad Valenciana para seguir el desarrollo de los dos campeonatos regionales, que se han visto obligados a «emigrar» de una región a otra.

Con respecto a la controvertida ley autonómica de protección animal aprobada en julio, Bestard indicó que en la misma «se prohíbe por prohibir». En ese sentido, añadió que desde hacía décadas la disciplina de tiro al pichón y la de tiro a la codorniz eran actividades «totalmente» legales. «Consideramos que nuestros deportistas han de poder seguir con todas las competiciones y modalidades», recalcó.

El PP critica al tripartito

Al inicio de la actual legislatura, la Cámara regional había empezado a tramitar una reforma de la Ley de Bienestar Animal —aprobada por el PP en 1992—, con el objetivo último de llegar a prohibir los festejos taurinos en el Archipiélago. Esa incipiente iniciativa legislativa fue abandonada tras conocerse en octubre de 2016 el dictamen del TC contrario a la prohibición de los toros en Cataluña. Fue a partir de entonces cuando el PSOE, MÉS y Podemos decidieron empezar a redactar una ley completamente nueva, que es la que fue aprobada en julio del pasado año, con la oposición del PP y de Ciudadanos.

En este contexto, la diputada insular y senadora del PP Catalina Soler anunció este jueves que si los populares vuelven a gobernar en Baleares a partir de 2019, derogarán todos los artículos de la nueva ley que afectan a la actividad cinegética en las Islas, como por ejemplo el tiro al pichón. Soler denunció que su actual prohibición representa «un claro ejemplo de acoso y persecución al colectivo de cazadores».

Soler lamentó, además, la «absoluta indefensión» del colectivo cinegético frente al «rodillo prohibicionista del pacto de izquierdas que, ante la incapacidad de gestionar, se dedica a coartar las libertades de los ciudadanos y extinguir tradiciones de gran arraigo entre los cazadores, como es el tiro al pichón». En ese sentido, Soler resaltó la «contribución de los cazadores en la conservación del medio ambiente y también en la regulación de la biodiversidad».