¿Boicot en el Premio Nobel de la Paz?

EEUU, Reino Unido y Francia no enviarán a sus embajadores a la ceremonia de entrega a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares

Actualizado:

La directora de ICAN (Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares), Beatrice Fihn, ha denunciado a EEUU, Reino Unido y Francia de boicotear la ceremonia de entrega del Nobel de la Paz el próximo domingo. Los suizos de ICAN que el 6 de octubre fueron galardonados con el Nobel de la Paz –por alertar de «las catastróficas consecuencias humanitarias" de los arsenales nucleares– han indicado que estas tres potencias nucleares no enviarán a sus embajadores como es la tradición en la ceremonia de entrega del diploma, la medalla y el cheque de 1,1 millones de dólares. Cuando en el ayuntamiento de Oslo la canadiense de origen japonés Setsuko Thurlow, de 85 años y superviviente de la bomba de Hiroshima, suba al estrado para recibir el premio en presencia de la familia real, estos tres países sólo estarán representados por personal de menor rango. Pakistán, India y China tampoco enviarán a sus embajadores, aunque por razones de agenda.

La decisión fue tomada en conjunto por EEUU, Reino Unido y Francia quienes han confirmado que han optado por un perfil bajo durante la ceremonia, a pesar que cada año los organizadores del Nobel de la Paz invitan a todos los embajadores residentes en Oslo. "Queremos resaltar nuestras reservas al proyecto del ICAN, es decir, la prohibición contra las armas nucleares y el tratado negociado en las Naciones Unidas", ha declarado la asesora en la Embajada francesa Véronique Minassian. La delegación diplomática estadounidense ha confirmado también la decisión y criticó el premio al ICAN en un contexto de "mayor riesgo" de proliferación nuclear y con "retos" de seguridad internacional. Excluyendo a Corea del Norte, sin embajada en Noruega, sólo Rusia e Israel –identificados como potencias nucleares por ICAN– han confirmado que enviarán a sus embajadores.

Con representación en más de cien países y sede en Ginebra, ICAN es clave en el impulso del Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares (TPAN) que en julio fue adoptado en Naciones Unidas por 122 Estados y que no fue firmado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China, Corea del Norte, India, Israel ni Pakistán. De estas potencias sólo los embajadores de Israel y Rusia estarán presentes en la Ceremonia de Oslo: "Respetamos que este sea un caso problemático para muchos países. Hay distintas opiniones sobre cuál es el mejor camino para un mundo sin armas nucleares y si un mundo sin ellas es un objetivo alcanzable y deseable", ha dicho el director del Instituto Noruego del Nobel y secretario del Comité del Nobel de la Paz, Olav Njølstad. Fihn ha considerado que es un mal momento para oponerse al ICAN "cuando Corea del Norte y Estados Unidos intercambian amenazas sobre el uso de armas nucleares"

No es la primera vez que se realiza un boicot como este: China y otros países se abstuvieron por ejemplo de asistir a la ceremonia de 2010 por la concesión del premio al disidente chino Liu Xiaobo, que abrió además una crisis en las relaciones con Noruega que no se acabó de cerrar sino hasta el año pasado. Njølstad ha confesado que preferiría ver a todos los jefes de misión diplomática, si bien ha subrayado que no se sienten "ofendidos": "Al fin y al cabo, se trata de un premio político", remachó. Esta semana, ICAN ha felicitado a México por la adopción del TPAN legalmente vinculante que fue aprobado por el senado mexicano con 80 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones.