Bieito Rubido, director de ABC
Bieito Rubido, director de ABC - ABC

Bieito Rubido, en El Escorial: «La esencia del periodismo es la de siempre, una buena historia»

El director de ABC ha acudido a los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid para reflexionar sobre la situación actual del periodismo

SAN LORENZO DE EL ESCORIALActualizado:

El director de ABC, Bieito Rubido, ha acudido este martes a los cursos de la Universidad Complutense de Madrid en El Escorial para participar en el ciclo de conferencias «Saber escribir. Del papel a las redes sociales», donde ha reivindicado la tradición literaria de este diario, ha recordado las principales firmas que han enriquecido sus páginas y ha reflexionado sobre la situación actual de la prensa.

«El diario ABC tiene una larguísima tradición de buenas firmas a lo largo de su historia, desde Emilia Pardo Bazán, que era catedrática de literatura en la Universidad Central, hasta Sofía Casanova, primera corresponsal en la Unión Soviética de un medio español, pasando por Unamuno, Jacinto Benavente, Azorín o Camba», ha recordado Rubido. El actual director también ha reivindicado la figura de don Torcuato Luca de Tena, contando una anécdota que prueba su apuesta por el periodismo de calidad. En una ocasión, preguntado por qué Azorín escribía en ABC si tenía «la melena roja, el paraguas rojo y las ideas rojas», el fundador del periódico simplemente respondió: «Pues porque escribe muy bien».

El repaso a la trayectoria histórica de ABC no ha terminado ahí. Rubido, acompañado por el escritor Eduardo Jordá y por el periodista José Manuel Carcasés, también ha recordado a los asistentes que este periódico, durante el franquismo, «acogió a todos los republicanos que se quedaron en España después de la guerra, como Gregorio Marañón y Ortega y Gasset». En ese sentido, el director de este diario también ha aprovechado la ocasión para reflexionar sobre la naturaleza del periodismo, citando precisamente una frase de ese pensador: «Como decía Ortega, o se hace literatura, o se hace precisión, que es periodismo, o se calla uno». Rubido ha destacado además uno de los debates que actualmente inquieta a la profesión: «¿Se puede explicar la caída de la bolsa de forma literaria?», ha preguntado durante su charla.

Veracidad y precisión

Rubido también ha subrayado que la calidad de la información consiste en brindar «el mayor número de detalles y de datos, de modo que el lector se conforme una visión más o menos exacta de lo que ha ocurrido». Un ejercicio esencial en las sociedades democráticas, donde «acercar la realidad a la opinión pública» permite que los individuos tomen decisiones.

Nuevas herramientas

«Creo que estamos todavía en la prehistoria de ese mundo», ha afirmado el director de ABC. Rubido ha resumido así el uso actual de las nuevas herramientas tecnológicas a disposición de los periodistas, y también ha reivindicado la aportación de los diarios tradicionales. «Me parece que cargarnos el concepto tradicional del periódico tiene una especie de voluntarismo por ser más moderno. No aporta ni modernidad ni progreso», ha reflexionado. «Manejamos un caos todos los días y lo ordenamos, y además lo jerarquizamos, así que de alguna manera damos una óptica del mundo», ha añadido, sobre el objetivo de la profesión.

A pesar de los cambios introducidos en el periodismo por el uso de nuevas herramientas, el director de ABC ha defendido que «la esencia del periodismo es la misma de siempre: una buena historia, que sea cierta, que esté bien escrita y que le interese a la gente». Cumplidos esos requisitos, Rubido ha indicado que el marco de lectura, de acceso a la información mediante «tableta, móvil o de forma oral, en la radio», no influye. «Escribir bien es la primera cortesía del periodista con el lector», ha concluido.