Sociedad

Aviso naranja en catorce provincias por calor extremo y riesgo máximo de incendios

El descenso térmico llegará mañana miércoles por la noche, y la caída será acusada el jueves

Calor por la zona de parque de María Luisa y plaza de España
Calor por la zona de parque de María Luisa y plaza de España - J. M. SERRANO

El calor no se agota. Y no lo hará hasta mañana por la noche, cuando en zonas como Madrid caigan de dos a tres grados las temperaturas mínimas. Así lo anuncia el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Modesto Sánchez, que revela que el jueves y el viernes los valores continuarán la senda descendente y bajarán dos grados por día. El norte y oeste peninsular registrarán una caída en picado del mercurio desde el día 8 que oscilará entre ocho y diez grados. No obstante, Sánchez aclara que no se trata de una ola de calor, sino de un episodio de altas temperaturas, que han llegado a los 44ºC en las vegas del Segura y del Guadalquivir. Precisamente en este último lugar, en el tramo del Camino de Santiago que une las localidades de Almadén de la Plata y Castilblanco de los Arroyos por la Sierra Norte de Sevilla, falleció el domingo un hombre de 70 años por un golpe de calor.

La autopsia de este hombre, de procedencia británica, confirmó ayer la causa de la muerte.Fue él mismo quien, al parecer, llamó a mediodía del domingo al teléfono 112 de Emergencias comunicando que se encontraba mal y que no llevaba ni agua ni comida, informa Ep. Sufrió un desvanecimiento y cuando los servicios sanitarios del 061 y agentes de la Guardia Civil arribaron al lugar donde se encontraba el peregrino, solo pudieron certificar su defunción. Las temperaturas en Sevilla han rebasado los 42 grados todo el fin de semana y Andalucía se encuentra bajo aviso naranja desde el viernes.

Este nivel de alerta se mantiene para hoy en 14 provincias: Córdoba, Granada, Jaén, Sevilla, Toledo, Ávila, Salamanca, Madrid, Cáceres, Badajoz, La Coruña, Orense, Lugo y Pontevedra. El aviso amarillo se mantiene en otras 19 provincias. El miércoles solo dos provincias estarán en aviso naranja, Córdoba y Jaén, y el nivel amarillo se perpetuará en Granada, Sevilla, además de las regiones de Cantabria, Asturias, Madrid y Castilla-La Mancha.

La Aemet decretó ayer un «récord por altas temperaturas un mes de septiembre», lo que no significa, en palabras del portavoz de la Agencia, que sean las máximas más altas de todo el país, pero sí que, para la serie histórica de cada estación meteorológica, se lograron datos anómalos para un noveno mes del año. Estos «picos» de calor se localizaron en las estaciones ubicadas en el aeropuerto de Jerez (41,7º), el de Granada (41º), Murcia (39,3º), Alcantarilla (Alicante, a 40,7º), Tortosa (Tarragona, 38,4º), la estación de Madrid-Retiro (37,1º), Teruel (36,7º), Calamocha (Teruel, 35,9º) y Reus (Tarragona, a 34,4º), En el aeródromo de Zaragoza se registró el dato más alto de calor de los últimos treinta años para un inicio de septiembre, con 38,4º.

Cóctel perfecto para los incendios forestales

Los fuertes vientos y la sequía extrema que arrecian en puntos del Levante y también Cataluña dispara el riesgo de incendios, que desde el viernes es «máximo», para los expertos de la Aemet. Según el balance climático facilitado por el Servicio Meteorológico catalán (SMC), esta región está viviendo uno de los veranos con menos lluvia del último siglo. La media térmica está dos grados por encima de la serie histórica estudiada durante un periodo estival, concreta el SMC, el cóctel perfecto para que se propague el fuegosi arde el bosque.

Játiva (Valencia) alcanzó con sus 43º el cénit del calor en todo el país. Temperaturas tan extremas se deben a que el anticiclón formado en las Azores no se desvanece y todavía hay muchas horas de insolación, con la atmósfera en condiciones de estabilidad. En las últimas jornadas, el calor no se ha achantado ni siquiera por la noche en zonas como Murcia y Valencia, cuando se ha superado la temperatura considerada umbral (23º de mínima). No se ha llegado a la categoría de «noches tropicales», según el portavoz de la Aemet, pero han sido «sofocantes».

Apartir del miércoles, el anticiclón se irá retirando a medida que entre en España «la cola de una pequeña perturbación formada en las Islas Británicas», que va a provocar el aumento de la nubosidad y el descenso térmico, con lo que los valores entrarán «en concordancia» con esta época del año, explicó Sánchez a ABC. Como resultado, se podrían registrar precipitaciones en el norte de España hasta el lunes. El tiempo concede un respiro al Mediterráneo, abrasado, hoy mismo. Yel episodio de altas temperaturas se dará por extinguido el jueves, cuando la bajada sea «considerable», abunda el experto. Las previsiones de este organismo adelantan un fin de semana de temperaturas «suaves», aunque en áreas de la mitad sur pensinular continuarán a más de 30 grados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios