Sociedad

Una aplicación en el móvil permitirá el diagnóstico de problemas de la piel en cualquier punto del mundo

Los dermatólogos españoles presentan Dermassistance, el primer proyecto de teledermatología solidaria global

Así es Dermassistance, la aplicación que permitirá el acceso directo a un dermatólogo
Así es Dermassistance, la aplicación que permitirá el acceso directo a un dermatólogo - ABC

Pocas especialidades como la Dermatología se pueden beneficiar tanto de la telemedicina. Basta con apuntar con un móvil, hacer una foto de la lesión y enviar la imagen a miles de kilómetros de distancia para que un especialista pueda establecer un diagnóstico y orientar un tratamiento. Con esta idea, surgió Dermassistance, la primera aplicación móvil en el mundo que permite diagnosticar de forma gratuita y segura los problemas de la piel de personas de cualquier punto del globo.

El proyecto, una iniciativa solidaria de la Academia Española de Dermatología (Aedev), está pensado para ayudar a médicos, cooperantes e instituciones que trabajen con personas desfavorecidas en cualquier lugar del mundo.

Respuesta en menos de 24 horas

No es necesario ser médico para buscar consejo especializado. Misioneros o trabajadores sociales también pueden hacerlo. Solo necesitan registrarse para enviar sus consultas, estén donde estén, ya sea España o cualquier país del mundo. La aplicación cuenta con un sistema de geolocalización que permite localizar el origen de la consulta, un filtro para que no haya ningún tipo de engaño. «Las dudas que tengan con sus enfermos se responderán en un tiempo que no será superior a 24 horas», explicó ayer Pedro Jaen, presidente de la Academia Española de Dermatología.

Al otro lado habrá dermatólogos voluntarios que recibirán en un buzón las fotos de las lesiones y podrán responder a través de un sistema similar a un chat. De momento ya se han apuntado como voluntarios medio centenar de especialistas, muchos de ellos habituales en campañas de cooperación que ya están familiarizados con patologías tropicales. «Nuestra intención no es solo ofrecer un diagnóstico, sino ofrecer el mejor tratamiento posible de acuerdo con los recursos disponibles de la zona. Por ejemplo, hay casos de sarna que pueden curarse solo con una buena capa de vaselina», detalla Jaen.

Pionera en el mundo

Esta «app» solidaria y pionera en el mundo fue puesta en marcha hace un mes. En ese tiempo, ya se han registrado más de 20 ONGs y se ha colaborado con cooperantes de Nepal, Tanzania, Suramérica y de países árabes.

El servicio de los dermatólogos españoles puede ser clave en países como Tanzania, donde encontrar un especialista en problemas de la piel puede suponer dos días de viaje, según explicó en la presentación el doctor Daudi Rajabu. Este especialsita tanzano es uno de los médicos que ya ha recurrido a esta «app» con la consulta de un paciente albino con un cáncer de piel. «Nos ayuda a tomar decisiones en el momento», ha afirmado Rajabu.

Pero esta herramienta informática también puede ser eficaz en nuestro país, asegura el dermatólogo Sergio Vañó. «No importa que tengamos acceso a sanidad pública, puede haber situaciones en la que seamos útiles a personas desfavorecidas que por problemas de movilidad u otras circunstancias necesiten consultarnos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios