Sociedad

Aparece el cadáver de una adolescente desaparecida en el congelador de un hotel cerca de Chicago

Una mujer de 19 años fue encontrada muerta dentro de un congelador en un hotel de Rosemont, en Illinois, EE.UU., el domingo por la mañana, aproximadamente un día después de haber desaparecido de una fiesta a la que asistió con amigos

Aparece el cadáver de una adolescente desaparecida en el congelador de un hotel cerca de Chicago
ABC - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Kenneka Jenkins fue encontrada después de una búsqueda en el hotel en el que se la vio por última vez y declarada muerta el domingo, según la oficina del médico forense del Condado de Cook.

La madre de Jenkins, Teresa Martin, explicó que la policía le dijo que su hija aparentemente entró en el congelador mientras estaba ebria y murió dentro. Una autopsia se realizó el domingo, pero la causa y el modo de la muerte de la adolescente no fueron determinadas, según informa Chicago Tribune.

«Estoy horrorizada», dijo la madre de la joven. «Es algo que nadie podría imaginar, es increíble».

Según Martin y la policía, Jenkins salió de su casa alrededor de las 11:30 de la noche del viernes para asistir a una fiesta con amigos en una habitación de hotel en el Crowne Plaza Chicago O'Hare Hotel & Conference Center, en Rosemont. Gary Mack, portavoz de la población de Rosemont, dijo que la hermana de Jenkins habló por última vez con ella alrededor de la 1:30 de la mañana del sábado.

Martin explicó que los amigos de su hija la llamaron después de las cuatro de la madrugada del sábado para decir que habían perdido a Jenkins en el hotel y se fueron después de no poder encontrarla.

La madre de la joven se dirigió al hotel alrededor de las cinco de la mañana del sábado para tratar de encontrar a su hija. El personal del hotel le dijo que necesitaban un informe de personas desaparecidas de la policía antes de que pudieran empezar a revisar el video de vigilancia de las instalaciones. Martin dijo que luego llamó al Departamento de Policía de Rosemont y le comunicaron que esperara unas horas antes de presentar la denuncia para ver si Jenkins aparecía.

La hermana mayor de Jenkins, Leonore Harris, presentó una denuncia de persona desaparecida a la policía de Rosemont esa misma mañana. Las autoridades notificaron al hotel acerca de la adolescente desaparecida alrededor de las 1:15 de la tarde del sábado. La búsqueda de once horas de Jenkins incluyó todas las áreas públicas y el noveno piso, donde fue vista por última vez por testigos.

La familia se fue y volvió una tercera vez alrededor de las seis de la tarde del sábado, dijo Martin, momento en el que los familiares comenzaron a llamar a las puertas de las habitaciones para ver si los huéspedes sabían algo. El hotel llamó a la policía para quejarse de los golpes. Uno de los agentes que respondieron escuchó la situación de la familia y accedió a volver a ver las imágenes de vídeo.

La familia se quedó en el hotel hasta después de las una de la madrugada del domingo, cuando la policía les informó de que habían descubierto el cuerpo de Jenkins en el congelador.

La madre de la joven explicó que le costaba creer que su hija se hubiera metido en el congelador por su cuenta porque si estaba borracha habría tenido dificultades para abrir las pesadas puertas. «Eran puertas de acero dobles, ella no las abrió», dijo a los medios locales.

Martin mostró su enfado por la falta de urgencia de los trabajadores del hotel frente a sus súplicas para encontrar a su hija el sábado por la mañana, dirigiéndola a la policía en lugar de revisar de inmediato las imágenes del hotel.

Toda la actualidad en portada

comentarios