El apadrinamiento, la alternativa para quien no puede adoptar una mascota

Ya sea por falta de tiempo o espacio algunas personas no pueden acoger a un animal aunque les gustaría. Para estos casos existe una alternativa, el apadrinamiento

Actualizado:12345
  1. Perros, gatos y otros animales de protectoras

    Archivo

    No todo el mundo puede hacerse cargo de un perro o un gato, aunque les gustaría mucho y están comprometidos con la protección de animales. Por ello, el apadrinamiento se ha convertido en una vía a través de la cual estas personas pueden colaborar con la manutención de un animal de protectora. En algunos casos, también se da la opción de pasearlos, principalmente a los perros, hacer actividades con ellos e, incluso, cuidarlos unos días en casa.

    Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los animales de albergues pueden realizar actividades con sus padrinos porque algunos son recién llegados. En otros casos dependerá de las normas que cada centro tenga.

    Si esta es la opción elegida, el apadrinamiento se puede realizar directamente por internet en algunas protectoras indicando los datos del padrino, una cantidad a aportar y forma de pago de la manutención.

    Algunas organizaciones que dan esta opción son:

    APAMAG

    Asociación Almanimal

    Apadan

    Animal Home

    ANNA

    Ciudad Animal

    PROA

    Fundación Altarriba

  2. Burros

    Archivo

    Centros como El Refugio del Burrito tienen como misión fomentar el bienestar de burros y asnos ofreciendo un hogar a todos los que por razón de abandono, enfermedad o crueldad lo necesiten. Además, de dar un refugio a estos animales también se realizan investigaciones para su mejor cuidado y conservación así como campañas de concienciación contra el trato abusivo y cruel que muchos de ellos reciben. Desde cinco euros al mes es posible apadrinar a uno de los animales que viven en El Refugio del Burrito, una aportación que permitirá cuidar a ese burro o asno.

    Burrolandia es otra protectora que ofrece la posibilidad de apadrinar a uno de estos animales aportando la cantidad económica que cada persona decida.

  3. Águilas y otras aves

    Archivo

    Para los amantes de las aves también existe la opción de apadrinarlas a través de asociaciones y fundaciones que se encargan de su conservación y protección. Estos programas no solo sirven para apoyar económicamente su labor, también para crear comunidades de personas interesadas en estas especies, algunas en grave riesgo. El apadrinamiento permite colaborar en los costes de manutención de las aves, así como en los cuidados veterinarios, pero no solo eso también con estas aportaciones se pueden crear programas de concienciación y educación ambiental.

    Una de estas organizaciones es Fundación Aquila, centrada en la protección de águilas. El Centro de Interpretación Avifauna, que alberga más de 250 especies en sus instalaciones, ofrece con el apadrinamiento la opción de elegir un nombre para el ave así como ser responsable indirecto de su cuidado.

  4. Linces, pandas, tigres y otros animales en peligro

    Archivo

    La organización por la conservación de la naturaleza WWF ofrece la posibilidad de realizar la adopción simbólica de una especie en peligro de extinción como linces ibéricos, pandas gigantes, chimpancés o tigres. Con una aportación de 39 euros anuales se podrá colaborar en las labores que realizan para la protección y preservación de estos animales que por distintos motivos han visto reducido su número en los últimos años. Por cada especie adoptada, recibirás un peluche y un desplegable sobre su vida, amenazas y el trabajo de WWF para evitar su extinción.

  5. Animales de zoo

    Archivo

    Algunos zoológicos también ofrecen la opción de apadrinar a los animales que viven en sus recintos. Esta es una buena opción si se quiere contribuir al mantenimiento de pequeños zoos que tienen más dificultades para subsistir.

    El zoo de Santillana de Mar es uno de los que da esta posibilidad con la que persigue poder recaudar fondos para continuar con sus proyectos educativos, conservacionistas y de investigación. Con su aportación el padrino asumirá el mantenimiento del animal y de su instalación.