Sociedad

La ONU alerta sobre la crisis de saneamiento en el Día Mundial del Retrete

Cada año, unos 2.400 millones de ciudadanos viven sin acceso a unos servicios básicos

Imagen de las condiciones de saneamiento
Imagen de las condiciones de saneamiento - EFE
SERVIMEDIA Madrid - Actualizado: Guardado en:

En el Día Mundial del Retrete, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) da a conocer los alarmantes datos sobre las personas que no tienen acceso a este servicio tan básico. Cada año unos 2.400 millones de ciudadanos viven sin acceso a unos servicios de saneamiento de calidad, de los cuales alrededor de 946 millones no tienen más opción que defecar al aire libre, mientras que la diarrea ocasionada por las malas condiciones sanitarias y el agua insalubre mata a unos 315.000 niños.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señala en un mensaje que esta fecha tiene por objeto «fomentar la conciencia y estimular la adopción de medidas» para «hacer frente a la crisis mundial del saneamiento, tema que, a menudo, es pasado por alto o queda envuelto en tabúes».

«Los retretes desempeñan un papel crucial en la creación de una economía sólida, puesto que su carencia en el trabajo y en el hogar genera graves consecuencias como problemas de salud que generan absentismo, merma de la concentración, agotamiento y disminución de la productividad», explica.

Además, apunta que, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cerca de un 17% de todas las muertes ocurridas en los lugares de trabajo son causadas por la transmisión de enfermedades en el ámbito laboral. Ban destaca que el acceso al agua, el saneamiento y la higiene «puede impulsar el crecimiento de las economías».

«Cada año se pierden unos 260.000 millones de dólares a causa de las malas condiciones de saneamiento y del agua no apta para el consumo. Cada dólar invertido en el agua y el saneamiento genera cuatro dólares de rendimiento económico», apostilla. Sin embargo, lamenta que «al menos 2.400 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso a retretes y se enfrentan a dificultades para mantenerse saludables, preservar la vida de sus hijos y trabajar en pro de un futuro mejor».

«La inversión en baños apropiados es especialmente importante para que las mujeres y las niñas cuenten con instalaciones privadas, limpias y seguras, y sean capaces de manejar su menstruación o embarazo en condiciones de seguridad», añadió.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios