El Papa a las puertas de Santa Marta se acerca al coche de Fórmula E
El Papa a las puertas de Santa Marta se acerca al coche de Fórmula E

Alejandro Agag presenta el campeonato de Fórmula E al Papa Francisco

Los coches eléctricos competirán este sábado por las calles de Roma

CIUDAD DEL VATICANOActualizado:

Esta mañana, a la salida de casa Santa Marta, Francisco se encontró aparcado junto a su papamóvil blanco un auténtico monoplaza azul de Fórmula E. Se trata de un coche de competición que medirá sus fuerzas este sábado por las calles de Roma.

Le dio los detalles Alejandro Agag, creador de esta competición. «Santidad, estamos llevando por todo el mundo los coches eléctricos, para promover la movilidad limpia, que sabemos que usted también promueve mucho», dijo al Papa.

Ageg le explicó que el campeonato de coches con motor eléctrico es una combinación de velocidad y espectáculo respetuosa con el medio ambiente y que celebrará por primera vez una importante prueba este sábado por las calles de Roma.

Francisco le escuchaba y asentía. Y antes de dar su bendición dijo que los pilotos deberán tener cuidado con los baches de la Ciudad Eterna.

A continuación, Agag, como máximo responsable del campeonato, le presentó uno a uno a los pilotos que correrán en Roma y a sus familiares. Estaban varios ex de la Fórmula 1 como el brasileño Nelson Piquet de ex Renault, el francés Jean-Éric Vergne, ex Toro Rosso; y el belga Jérôme D'Ambrosio y el brasileño Lucas Di Grassi, de la Virgin.

Bendijo un vientre

El brasileño, que ganó el título mundial el año pasado, llegó al Vaticano con su mujer, que está embarazada. El Papa se interesó por ellos y les preguntó cuándo nacerá el niño. Ella le dijo que lo esperan para el mes de julio. Ambos se emocionaron cuando Francisco puso su mano en el vientre y lo bendijo.

También el Papa habló con algunos mecánicos y técnicos. Le contaron que ya está todo listo en el barrio del Eur, donde se ha preparado un circuito de 2,7 kilómetros, que los 20 pilotos deberán recorrer 33 veces.

La Fórmula E es una competición en circuitos urbanos de entre 2,5 y 3 kilómetros. Los coches tienen una potencia de 180 Kw, llegan a 100 kilómetros por hora en 3 segundos y alcanzan una velocidad máxima de 225 km/h.

La primera carrera fue en Pekín en el año 2014. Actualmente se celebra la cuarta edición del campeonato mundial.

Ahora, cuentan también con la bendición del Papa.