Sociedad

Albert Llovera: «La silla de ruedas te da autonomía; el coche, libertad»

En la mesa dedicada a la Automoción de las II Jornadas de Discapacidad y Dependencia organizadas por ABC se ha hablado de los retos a superar para que este colectivo pueda disfrutar del placer de conducir

José Ramón Alonso (izquierda), subdirector de ABC, ha coordinado la mesa de automoción, que ha contado con la participación de Silvia Ceruelo, Albert Llovera, Antonio Lucas y Jorge Jiménez de Cisneros - ERNESTO AGUDO

Que la mente es la mayor limitación del ser humano y que la fuerza de voluntad y el espíritu de superación son su mayor activo queda patente al escuchar a Albert Llovera, piloto de rallies profesional y el primer tetrapléjico del mundo que consiguió una licencia para competir al más alto nivel.

Así lo ha manifestado durante la mesa dedicada a «Automoción y Discapacidad» de las II Jornadas de Discapacidad y Dependencia organizadas por ABC. Un espacio moderado por José Ramón Alonso y en el que también han participado la Doctora Silvia Ceruelo, especialista del servicio de Rehabilitación del Hospital de Parapléjico de Toledo; Jorge Jiménez de Cisneros, director general de Atención a personas con discapacidad de la Comunidad de Madrid; y Antonio Lucas, Doctor en Seguridad Vial y portavoz del RACE.

Y es que, uno de los mayores retos a los que se enfrentan las personas con discapacidad es poder conducir y hacerlo con todas las garantías de seguridad, algo que es posible gracias a la tecnología, que según Jiménez de Cisneros «avanza de una manera rapidísima que garantiza que las personas con discapacidad pueden realizar cualquier tipo de actividad». Estos avances técnicos permiten a las personas con cualquier discapacidad conducir todo tipo de vehículos. Como a Llovera, cuya determinación le ha permitido participar en el Dakar –la próxima edición será la quinta en su cuenta particular– y llegar a puntuar en el Campeonato Mundial Rallies. Es más, el piloto ha aprovechado la ocasión para revelar lo que le dijeron Carlos Sainz, Colin McRae y Petter Solberg: «Desde que te conocemos, no tenemos miedo de quedarnos en silla de ruedas».

Además de la historia personal de Llovera, los ponentes han hablado de las dificultades que encuentra el colectivo para acceder a un vehículo adaptado a sus necesidades específicas, así como el entrenamiento necesario para manejarlo. En este sentido, la Dra. Ceruelo explica que hay que ser muy cautelosos en esta materia porque los afectados necesitan un entrenamiento para desarrollar la capacidad motora que les permita conducir, y que aunque «hoy por las adaptaciones permitan conducir vehículos con características especiales todavía queda mucho trabajo por hacer».

Otro de los requisitos necesarios para que las personas con una discapacidad motora puedan conducir es la obtención de un carné extraordinario. Algo para lo que se necesitan más autoescuelas con vehículos adaptados, más personas con la preparación necesaria para poder examinarles, médicos que den diagnósticos certeros sobre cada lesión y las adaptaciones necesarias para esa patología en cuestión, y que las casas comerciales puedan implementar todas esas especificaciones en los vehículos. Como consecuencia del aumento de demanda de este tipo de vehículos y carnés, la especialista médica ha explicado que La DGT imparte unos cursos de actualización para que los profesionales conozcan las adaptaciones para cada discapacidad y cumplan con la normativa vigente.

Una normativa que debe avanzar para eliminar barreras y que debe contar con el apoyo de las Administraciones en materia de legislación y el desarrollo de infraestructuras que no limiten a las personas con discapacidad a la hora de conducir. En este sentido, Llover lo tiene claro: «¿Quién decide si puedo o no puedo conducir». El piloto ha demandado también más tiempo de rehabilitación y entrenamiento para quienes sufran una lesión medular y quieran seguir conduciendo. En cuanto a los aparcamientos habilitados para estos vehículos adaptados, Lucas ha señalado que «en un informe realizado el RACE el 34% de los aparcamientos no permitía que pudieran aparcar bien».

Así, con los nuevos sistemas de ayuda a la conducción, las adaptaciones necesarias y el apoyo de las administraciones en lo referente a legislación, desarrollo de infraestructuras y ayudas fiscales para la adquisición de este tipo de vehículos, cada vez más personas con falta de movilidad podrán conducir sin problemas. Incluso llegará un día en el que hasta los invidentes podrán conducir. Algo que Lucas ya ha visto gracias a la campaña «Conducir una ilusión», que permitió que «más de cincuenta ciegos pudieran conducir, aunque circular es otra cosa distinta. Aún así, llegará un momento en la movilidad signifique libertad, y hay que trabajar en esto»

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios