Sociedad

Abusar de los edulcorantes artificiales favorece la diabetes

Un pequeño estudio demuestra que la alternativa artificial al azúcar puede cambiar la respuesta del cuerpo a la glucosa cuando se toma en grandes cantidades

Abusar de los edulcorantes artificiales favorece la diabetes
J. G. S Madrid - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Los edulcorantes artificiales pueden cambiar la respuesta del cuerpo a la glucosa cuando es consumido en grandes cantidades. Además, pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Son las conclusiones de una investigación que se presentó este año en el encuentro de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD).

No es la primera vez que se advierte de que el consumo de edulcorantes está asociado a la diabetes de tipo 2, sin embargo, los mecanismos que explican cómo se produce este proceso no habían sido desarrollados. Otras investigaciones asocian estos suplementos con la obesidad.

Los investigadores contaron con 27 personas sanas a las que se les dio dos tipos diferentes de edulcorantes ( sucralosa y acesulfamo-K) equivalentes a la ingestión de un litro y medio de refresco dietético al día. O otro grupo se les dio placebo. Los edulcorantes se proporcionaron en cápsulas, que tomaron tres veces al día antes de las comidas durantes dos semanas. Al final de este periodo, se les hizo un test de glucosa en el que se examinaron la absorción de la misma, su presencia en sangre, y los niveles de insulina así como de los péptidos gastrointestinales.

Los resultados fueron concluyentes: los edulcorantes provocaban cambios en la respuesta del cuerpo a la glucosa. Para confirmarlo, se usó la técnica conocida como iAUC. Se comprobó que en aquellos que habían ingerido edulcorantes se producía un aumento de la absorción y presencia en sangre de la glucosa, mientras que el péptido gastrointestinal encargado de limitar el flujo de glucosa en sangre después de las comidas, disminuía.

El estudio, realizado por el profesor Richard Young de la Universidad Médica Adelaide, en Australia concluye que solo dos semanas de consumo de edulcorantes es suficiente para reducir el control del cuerpo a los niveles de azúcar en sangre y potencia r los niveles de glucosa en consumidores habituales de edulcorante, lo que puede predisponer al desarrollo de la diabetes de tipo 2.

Toda la actualidad en portada

comentarios