Calentamiento global

2016, camino de convertirse en el año más cálido jamás registrado

La temperatura media global ya excede en 1,2ºC la de la época preindustrial

2016, camino de convertirse en el año más cálido jamás registrado
A. Acosta - @Araceli_Acosta_ Madrid - Actualizado: Guardado en:

2016 va camino de convertirse en el año más cálido jamás registrado, según el avance del estado del clima que ha presentado la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en el marco de la Cumbre del Clima de Marrakech. De enero a septiembre, la temperatura media del planeta se sitúa ya 1,2ºC por encima del nivel preindustrial, y el comportamiento de octubre y la predicción para estos últimos meses del año hacen pensar que este superará a 2015, que hasta ahora es el año más cálido desde que hay registros.

Según los datos preliminares correspondientes a octubre, las temperaturas se encuentran en un nivel lo suficientemente elevado en 2016 como para que constituya el año más cálido jamás registrado, lo cual significaría que 16 de los 17 años más cálidos de que se tiene constancia corresponden al presente siglo (1998 fue el otro).

Las temperaturas alcanzaron su nivel máximo en los primeros meses del año debido a la influencia aún del intenso episodio de El Niño de 2015-2016. Un episodio que también afecta a la concentración de emisiones en la atmósfera, que este año 2016 continúan aumentando y alcanzan niveles sin precedentes, manteniéndose todo el año por encima de las 400 partes por millón. La explicación está en que parte de las emisiones de CO2 son absorbidas por los océanos y los bosques, pero las temperaturas al alza de 2015 y 2016, empujadas por el fenómeno de El Niño, han provocado caídas en la capacidad de los bosques para hacer de sumideros de carbono.

El calentamiento continuará

Con 2016, ya son tres años consecutivos en que se bate el récord de temperatura media global. «Un nuevo año, un nuevo récord. Se prevé que en 2016 se superarán las altas temperaturas registradas en 2015», afirmó Petteri Taalas, Secretario General de la OMM. «El calor adicional procedente del intenso episodio de El Niño ha desaparecido, pero el calor que se desprende del calentamiento global continuará», agregó.

Otros indicadores del cambio climático a largo plazo también baten récords. Así, los hielos marinos del Ártico permanecieron en niveles muy bajos, sobre todo durante los primeros meses de 2016 y el período de recongelación en octubre, y se observó un nivel de deshielo importante y especialmente precoz en la capa de hielo de Groenlandia. Se incrementó el calor oceánico debido al episodio de El Niño, lo que contribuyó a la decoloración de los arrecifes de coral y al aumento del nivel del mar por encima de lo normal.

Hasta la fecha, el fenómeno más mortífero de 2016 ha sido el huracán Matthew, que provocó la emergencia humanitaria más grave de Haití desde el terremoto de 2010. A lo largo del año, los fenómenos meteorológicos extremos han causado pérdidas socioeconómicas considerables en todas las regiones del mundo.

Si finalmente los datos para 2016 se confirman podríamos cerrar el año con un aumento de la temperatura media global entre 1,2 y 1,3ºC sobre el nivel preindustrial. El objetivo del Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático es que la temperatura no suba más de 2ºC con respecto al nivel preindustrial y hacer todo lo posible para que no supere los 1,5ºC. Estamos ya muy cerca, así que la ventana de oportunidad para actuar cada vez es más pequeña.

José Manuel Moreno, catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla-La Mancha y ex vicepresidente del Panel de Expertos del Cambio Climático (IPCC), explica que «la temperatura fluctúa de año en año, por lo que es probable que en los próximos años esta cifra baje algo, aunque la tendencia alcista continuará. Que estemos ya observando anomalías térmicas anuales frente a la época preindustrial superiores a 1ºC nos dice que el calentamiento es real y está aquí para quedarse».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios