La OMS recomienda alimentarse con más productos vegetales
La OMS recomienda alimentarse con más productos vegetales - abc
según la oms

Viajar menos en coche, comer menos carne y cocinar sin leña salvaría millones de vidas

Se reduciría de este modo la contaminación del aire por hollín, ozono y metano

Actualizado:

Millones de vidas humanas podrían salvarse anualmente si se toman, a nivel internacional, medidas que permitan reducir las emisiones de productos contaminantes de corta duración, responsables de la muerte de siete millones de personas cada año y del cambio climático, según un informe publicado este jueves por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Titulado «Reducir los riesgos sanitarios de los contaminantes climáticos de corta duración », el estudio afirma que limitar las emisiones de metano, ozono, hollín o dióxido de carbono, que pueden permanecer en el aire varios días o incluso décadas, contribuiría a salvar unos 2,4 millones de vidas anuales en 2030 y entre 3 y 5 millones en 2050.

Para conseguir este objetivo, la principal medida preconizada por la OMS es la reducción de las emisiones de partículas finas de los vehiculos a través de la creación de normas eficaces que reduzcan el hollín y otros contaminantes que provienen de los combustibles fósiles. La mejora de la calidad del aire sería inmediata y se reduciría la mortalidad.

Durante la presentación del informe, en Ginebra, la directora de la OMS del departamento de salud pública y medio ambiente, María Neira, declaró que espera que las innovaciones tecnológicas no permitan en el futuro esconder engaños como el de Volkswagen en la medición de las emisiones de gases sino que, al contrario,permitan mejorar la salud pública.

Para la OMS, es importante cambiar los hábitos de utilización de los vehículos de transporte, sobre todo el de los que circulan con diésel, fomentándose otras alternativas como el uso de autobuses o trenes ya que, de acuerdo con el estudio, existen pruebas de que un cambio hacia los transportes colectivos tendría consecuencias inmediatas en el medio ambiente.

De acuerdo con los expertos de la OMS, está demostrado que las personas que viven cerca de una carretera con mucho tráfico corren un riesgo mayor de contraer cáncer o sufrir de enfermedades cardiovasculares que las que viven en el campo porque se encuentran más expuestas a las partículas finas despedidas por los vehículos de motor.

Otra causa importante de contaminación del aire es la del uso de leña o carbón para cocinar, que utilizan 2,8 mil millones de personas en los países pobres, en fuegos abiertos o estufas. Las partículas que emanan de la combustión, una vez inhaladas, hacen correr el riesgo de provocar enfermedades respiratorias o del corazón a causa de estas sustancias.

Para reducir este tipo de polución habría que fomentar cambios en la dieta mediante el aumento del consumo de productos no transformados y de verduras los cuales reducen el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, ictus y cáncer. Además, el consumo de carne contribuye a la deforestación por la necesidad de crear prados para pasto.

«Cada día estos productos contaminantes amenazan la salud de hombres, mujeres y niños, y por primera vez un informe recomienda una serie de medidas que los gobiernos pueden tomar para reducir de manera inmediata las emisiones y disminuir las enfermedades y la mortalidad a través de la seguridad alimentaria, la dieta y el deporte », precisó el estudio.

Motores diésel

Según los cálculos realizados por los expertos de la OMS, la mayoría de los productos contaminantes de corta duración provienen de la calefacción y del transporte que totalizan el 80% del total de las emisiones. El 20% restante corresponde a las partículas despedidas por los motores diésel.

«Los beneficios para la salud que se pueden obtener de estas estrategias son mayores que nunca porque pueden apreciarse inmediatamente en el medio ambiente y además alcanzan el doble objetivo de prevenir el cambio climático y de garantizar una buena salud », señaló Neira.