El papa Francisco tras la sesión de ayer del Sínodo sobre la familia celebrada en la Ciudad del Vaticano
El papa Francisco tras la sesión de ayer del Sínodo sobre la familia celebrada en la Ciudad del Vaticano - efe

El Vaticano niega que el Papa tenga un pequeño tumor en el cerebro

Actualizado:

Saliendo inmediatamente al paso de la noticia de un supuesto tumor cerebral benigno del Papa, divulgada el miércoles por tres diarios locales asociados del norte de Italia, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi manifestó a primera hora que es «totalmente infundada, gravemente irresponsable, y no es digna de atención».

El portavoz añadió que «como todo el mundo puede ver, el Papa desarrolla sin pausa su intensísima actividadde modo absolutamente normal».

Los rumores sobre supuestas enfermedades de los Papas son bastante frecuentes, sobre todo si son muy populares y su edad es avanzada como la del Papa Francisco, que cumplirá 79 años en diciembre.

El pequeño diario que dio la supuesta noticia de un pequeño tumor benigno que no requiere cirugía no identificaba fuentes. Podría tratarse de una mera invención o de un malentendido. La familia del Papa proviene del Piamonte, y el apellido Bergoglio, sin ser corriente, lo llevan muchas personas en esa zona.

Durante un encuentro con periodistas a primera hora de la tarde, el portavoz del Vaticano confirmó «totalmente el desmentido, después de las comprobaciones hechas con las fuentes oportunas, incluido el Santo Padre».

Goza de buena salud

Según Lombardi, «ningún medico japonés ha venido al Vaticano a examinar al Papa y no ha habido exámenes del tipo indicado en el artículo. No ha habido vuelos de helicópteros al Vaticano en el mes de enero».

Yendo a lo esencial, el portavoz del Vaticano insistió en «confirmar que el Papa goza de buena salud». En tono coloquial añadió para los periodistas veteranos que «lo habéis visto esta mañana en la audiencia general y en los viajes. Tiene algunos problemas con las piernas, pero la cabeza me parece absolutamente perfecta».

Lombardi reafirmó que dar esa noticia falsa «es un acto grave de irresponsabilidad, absolutamente injustificable e incalificable. Y es injustificable también continuar alimentando informaciones infundadas».

A título de «background» sobre el modo de actuar de esos tres diarios locales asociados, el portavoz del Vaticano añadió que el oncólogo italiano cuya entrevista aparecía junto a la noticia del tumor «me ha llamado por iniciativa suya esta mañana desde Nueva York. Una periodista muy cortés le había hecho una entrevista genérica sobre tumores cerebrales pero sin decirle el contexto. Al verlo, se quedó asombrado».

No vió al Papa

El neurocirujano que supuestamente habría examinado y diagnosticado al Papa es el doctor japonés Takanori Fukushima, que trabaja sobre todo en Estados Unidos pero realiza también operaciones en Japón y en una clínica de Pisa, Italia, desde donde habría realizado un misterioso vuelo en helicóptero al Vaticano.

En realidad voló a Roma en enero y después visitó el Vaticano, pero no vio al Papa. Pudo saludarlo en cambio, en una audiencia general en octubre en la plaza de San Pedro con miles de fieles, e incluso colgó una foto del apretón de manos –con valla de por medio- en su blog, retocada para eliminar el exceso de acompañantes.

Por la tarde, Lori Radcliff, ayudante de Fukushima en el Carolina Neuroscience Institute de Raleigh, North Carolina, manifestó a la agencia Reuters que el neurocirujano solo ha visto al Papa una vez en una audiencia general con miles de personas y que las noticias sobre un examen clínico o un diagnóstico son “absolutamente falsas”.