EL PRÓXIMO VIERNES

Vista preliminar sobre la petición de paralizar la obra en las Atarazanas

El juez quiere oír a las partes antes de decidir sobre el recurso de Adepa

Fachada de Las Atarazanas
Fachada de Las Atarazanas - JUAN FLORES

El juez titular de lo Contencioso Administrativo ha convocado una vistilla preliminar este viernes, 30 de septiembre, antes de dilucidar si atiende el recurso de la entidad conservacionista Adepa que pretende suspender la licencia de obras en el edificio de las antiguas Atarazanas.

El caso está en el juzgado número 9 de la jurisdicción Contencioso-Administrativa después de que la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico-Artístico de Andalucía (Adepa) presentara el 27 de mayo un recurso contra la desestimación por silencio administrativo de su recurso de alzada contra el Ayuntamiento de Sevilla por la concesión de la licencia de obras para construir un centro cultural en el edificio, calificado como monumento. En el escrito ante el juez, los conservacionistas pedían la suspensión cautelar de la licencia con efecto inmediato en la paralización de las obras.

Este viernes a las 10 de la mañana tendrán que personarse el técnico de la Junta que firmó la documentación además del arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, confirmaron ayer fuentes de la asociación civil. Por parte de los recurrentes, están citados los arquitectos José García Tapial y Fernando Mendoza, que firmaron los estudios técnicos en los que se sustenta la acusación de que las obras de refuerzo de los pilares de los antiguos astilleros medievales conllevan la perforación de estas estructuras protegidas. En la vista, ambas partes expondrán sus puntos de vista y el juez tendrá que dictaminar si admite la suspensión cautelar de los trabajos o da vía libre a los mismos en tanto en cuanto se sustancia el recurso contencioso-administrativo.

Hay un precedente bien inmediato en torno a obras que afectan a bienes con catalogación como BIC. Recientemente, la colocación de un andamiaje para un escenario que obligó a taladrar la muralla de la Alcazaba de Almería se llevó por delante a la directora del conjunto monumental, obligada a dimitir del cargo tras la apertura de un expediente judicial.

El escrito de Adepa señalaba no sólo el daño a la estructura original que sufriría con el micropilotado sino otras «manifiestas ilegalidades irreversibles», como serían la destrucción del salón de actos construido por Antonio Barrionuevo no hace más de 20 años para su traslado a la cubierta, que obligaría al controvertido refuerzo de los pilares actuales. El recurso también se manifiesta en contra del derribo de la capilla de la calle Temprado reconvertida en biblioteca y consolidada como parte del edificio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios